Esta colaboración va a estar centrada en Internet móvil, y así, las tres compañías participarán en la creación, desarrollo y despliegue de nuevas aplicaciones inalámbricas de banda ancha, destinadas tanto al mercado corporativo como al de consumo, ambos mercados que están demandando casa vez más servicios multimedia/móvil. Las primeras versiones de las aplicaciones que desarrollen conjuntamente se lanzarán al mercado el próximo otoño, y estarán basadas en las plataformas de Microsoft, y utilizarán las redes inalámbricas de alta velocidad de BT y AT&T.