Una nueva campaña de lucha contra la piratería informática, que durará hasta el 31 del próximo mes de marzo, ha sido puesta en marcha por la BSA. Su objetivo fundamental es, según explicó Javier Ribas, asesor legal de BSA, emprender acciones legales contra empresas sospechosas de utilizar o comercializar programas de ordenador sin licencia. A través de una llamada telefónica o de la página web, cualquier persona podrá colaborar con BSA en la lucha contra el delito informático, identificando a presuntas empresas infractoras. Cada denuncia será sometida a un amplio proceso de investigación con el fin de comprobar la veracidad de la misma, Si el resultado de la investigación determina que existen indicios de delito, BSA trasladará esta información a las Fuerzas de seguridad del estado, o presentará una denuncia en el juzgado correspondiente. Si estas acciones generan el pago de una indemnización por parte de la empresa infractora, la persona que facilitó la información recibirá el 10% de la misma hasta un máximo de 500.000 pesetas.

En un primer momento se establecerá una campaña de información a más de 25.000 PYMES y empresas de distribución que son las que mayoritariamente cometen este tipo de fraude

Según señaló Ribas, en este momento en nuestro país existe un 57% de utilización ilegal de software, es decir de cada 100 programas vendidos, sólo 43 son legales. Esto ocasiona pérdidas de 37.000 millones de pesetas, en el último ejercicio así como un incalculable número de puestos de trabajo.

Por último señalar que el aumento de los delitos ha venido de la mano de Internet, donde la BSA está intensificando sus esfuerzos para controlar la difusión de programas a través de la Red.

BSA

Tel. 900 211 048

www.bsa.org/es