Para el directivo, “el hecho de que este evento se haya cancelado no es bueno para el sector, ya que puede crear incertidumbre y una situación negativa en el mercado”.

Sin embargo, González añade que esta noticia puede tener un buen final “si SIMO encuentra finalmente una forma mejor de llegar a sus clientes en la próxima edición”. Éste asevera que la segmentación de clientes es clave de cara a la celebración de SIMO 2009, “así como dar mayor flexibilidad a las empresas que quieran estar presentes en la feria”.