El anuncio de Toshiba de finalizar la fabricación de reproductores y grabadores con el formato HD DVD ha sido el último capitulo en la contienda que mantenían los defensores de este formato y los que apostaban por Blu-ray. Finalmente, este último se ha llevado el gato al agua, aunque esto no basta para que se abra un período con ciertas incertidumbres. ¿Qué pasará con aquellos usuarios que ya hubieran adquirido un reproductor HD DVD? ¿Qué harán las productoras cinematográficas ahora? ¿Cómo puede afectar a los integradores informáticos esta decisión? En este reportaje trataremos de dar respuesta a éstas y otras cuestiones que aún están en el aire.

“Hemos evaluado cuidadosamente los efectos a largo plazo de continuar la denominada ‘guerra de formatos de DVD de alta definición’ y hemos llegado a la conclusión de que una rápida decisión es la mejor forma de ayudar al desarrollo del mercado”. Con esta declaración, el presidente y CEO de Toshiba, Atsutoshi Nishida, anunciaba la determinación de la compañía de abandonar la fabricación de productos HD DVD, una decisión ya augurada por muchos. No en vano, los últimos acontecimientos, como la bajada de precios de los dispositivos con este formato y la campaña de marketing puesta en marcha para impulsarlo, dejaban entrever una cierta ventaja de Blu-ray sobre su principal competidor.

Aunque al cierre de este número de PC World los responsables de Sony no han realizado declaraciones sobre cómo han acogido esta noticia, desde Toshiba, principal impulsor del HD DVD sí han mostrado su pesadumbre por tener que concluir de tal forma su apuesta por este formato. Como sostiene Pablo Romero, director de marketing de Toshiba en España, a pesar de tratarse de una decisión difícil para la compañía, con ello “se clarifica un poco el panorama en cuanto a la sucesión del formato sucesor del DVD ante la situación de confusión que había en el mercado”. De acuerdo con este responsable, la evolución de los reproductores HD DVD en España estaba siendo lenta ya que, según las cifras del año pasado, sólo un 0,03 por ciento del total de ventas de reproductores de DVD eran de alta definición, por lo que “el impacto en el mercado y de cara a nuestras ventas es mínima. Otra cosa es el esfuerzo tecnológico y de I+D que ha hecho Toshiba para el desarrollo de esta tecnología”.

¿Y ahora qué?

Una de las grandes incógnitas que sale ahora a la luz es qué pasará con aquellos que hayan adquirido un reproductor con formato HD DVD. De acuerdo con el comunicado emitido por Toshiba, la idea es ir reduciendo las entregas de pedidos de reproductores y grabadores de HD DVD en el canal retail con la mirada puesta en cesar este negocio a finales de este mismo mes de marzo. Sin embargo, resaltan que darán todo el soporte necesario a aquellos clientes que hayan adquirido un producto con este formato. “La gran ventaja de HD DVD es que, al ser compatible con el DVD tradicional, los usuarios podrán seguir disfrutando de sus contenidos en DVD pero vistos con mejor calidad al permitir el escalado de la calidad de la imagen. Hoy en día, todos los propietarios de un reproductor HD DVD o de un portátil con unidad HD DVD siguen teniendo un equipo de mucho valor”, añade Pablo Romero.

Asimismo, para el responsable, ahora es tiempo de establecer conversaciones con su canal de distribución, si bien no lo contemplan como un aspecto crítico ya que “trabajamos con inventarios muy justos porque la evolución de la tecnología es muy rápida y no nos podemos permitir tener en canal stocks muy altos de cualquier producto. Así, si por un lado las cifras de ventas eran poco significativas y, por otro, no tenemos mucho stock, no habrá problemas”, prosigue el responsable. Con todo ello, desde la firma nipona se muestran confiados en que los reproductores HD DVD se sigan vendiendo en el mercado ya que, “con un precio muy asequible, la gente ve una propuesta de valor para ver todos los DVD con alta definición”.

Crónica de una muerte anunciada

Aunque los defensores de uno y otro formato habían eludido hablar de una “guerra” existente en este campo, lo cierto es que la rivalidad entre unos y otros se había encrudecido a lo largo del último año. Tal y como apunta Marta Villarroya, responsable de producto de Xbox en la división de entretenimiento y dispositivos de Microsoft Ibérica, “en general, ha sido un año bastante positivo para ambos formatos, ya que la alta definición ha abierto un gran abanico de posibilidades”. Sin embargo, para los defensores de Blu-ray, estos últimos meses ya se había podido ver la aceptación y consolidación de este formato puesto que las cifras que manejaban apuntaban que el 20 por ciento de las ventas del mercado total de DVD eran con este formato. Según Jorge Gallego, responsable de alta definición de Sony España, “durante todo este tiempo hemos podido ver como, mes a mes, Blu-ray ha ido ganando participación de mercado hasta alcanzar casi el 80 por ciento en nuestro país. Por supuesto, todavía hablamos de pocas unidades ya que el concepto de alta definición no está del todo asumido por el consumidor, pero no debemos olvidar que no tenemos emisiones en alta definición de forma regular pero, si sumamos las cifras de nuestra consola PS3, hablamos de más de 600.000 lectores de Blu-ray en nuestro mercado”.

No en vano, la consultora Gartner apuntaba recientemente en un estudio que el recorte de precios realizado por Toshiba podría constatar su debilidad frente a su gran rival en el mercado de discos ópticos. Sin embargo, aunque las previsiones de esta consultora pasaban por que a finales de año Blu-ray ganaría la batalla frente al formato HD DVD, lo cierto es que el primero ha salido vencedor antes de lo previsto erigiéndose como el próximo reemplazo para la generación de DVD.

De hecho, Gartner llegó a esta conclusión después de que uno de los principales estudios de Hollywood, Warner, anunciara su marcha atrás en su intención de producir discos en ambos formatos y hacerlos sólo con Blu-ray. De esta forma, cinco de los siete principales estudios de Hollywood apostaban sólo por Blu-ray en exclusiva. Ahora, una vez que Toshiba ha anunciado la paralización de la fabricación con HD DVD, Universal Studios también ha declarado su soporte a Blu-ray, por lo que sólo Paramount Studios sigue defendiendo la propuesta inicial.

Evolución de las especificaciones

Desde el punto de vista de los usuarios de la alta definición, apostar por uno de estos dos formatos comportaba que los usuarios tuvieran que adquirir un reproductor específico para esta tecnología. Así, durante estos dos años que ha durado la contienda por erigirse en el formato “vencedor”, quienes respaldaban una u otra propuesta trabajaban continuamente para perfeccionarla. Es por ello que, recientemente, la asociación Blu-ray Disc lanzó un