De los discos de alta definición adquiridos por los consumidores en el mercado estadounidense en el tercer trimestre, el 70% pertenecían al formato Blu-ray y el 30% a HD DVD, según las cifras de venta proporcionadas por la publicación Home Media Magazine. Blu-ray tomó la delantera en febrero, y su porcentaje total de ventas se aceleró hasta el punto de acumular tres de cada cuatro discos de alta definición vendidos en marzo.

Además, cuando a los consumidores se les da la oportunidad, optan por Blu-ray. Warner Home Video lanzó Infiltrados en ambos formatos el pasado 13 de febrero. Entre esta fecha y el 31 de marzo los consumidores adquirieron 53.460 copias de la película en formato Blu-ray Disc y 31.590 en HD DVD.

El informe también apunta que ocho de cada diez títulos de alta definición en el primer trimestre se editaron en formato Blu-ray Disc. En cabeza de la lista estaba Casino Royale, que vendió cerca de 59.680 unidades en el periodo. La edición en Blu-ray Disc de Infiltrados acabó segunda, mientras que la versión en HD DVD de esta oscarizada película se situó en tercera posición.

Desde el 1 de enero hasta el 31 de marzo de este año, los consumidores adquirieron casi 1,2 millones de discos de alta definición, 832.530 en Blu-ray y 359.300 HD DVD, según los datos Home Media Magazine. En marzo, los consumidores adquirieron 335.980 discos Blu-ray y 119.570 en HD DVD.

Desde su salida al mercado, se han vendido más de 2,14 millones de discos en alta definición. Unos 1,2 millones pertenecían al formato Blu-ray, mientras que cerca de 937.500 eran del formato HD DVD.

Para la mayoría de los analistas no es sorprendente esta disparidad, puesto que Blu-ray cuenta con el apoyo de cinco de los seis principales estudios cinematográficos, mientras que HD DVD sólo es respaldado por tres de los mismos. Tres estudios, Sony, Disney y Fox, actúa exclusivamente en el terreno Blu-ray, en el que también reside Lionsgate.

Paramount y Warner apoyan ambos formatos. Universal es la única gran compañía que lanza títulos únicamente en el formato HDVD, del que se dice que es más sencillo y barato de producir.