La ceremonia se llevará a cabo mañana miércoles, y el estadounidense se convertirá en Comandante Caballero de la "Más Excelsa Orden del Imperio Británico", un honor que se remonta a 1917.

En medio del lujo de la ceremonia, Gates se inclinará frente a la soberana, quien gentilmente le tocará el hombro con una espada. Los británicos tienen el derecho a anteponer a sus nombres el título "Sir", pero ese honor no se extiende a otras nacionalidades.

Cuando el año pasado se supo que Gates iba a ser nombrado caballero, el secretario británico de Relaciones Exteriores le rindió tributo. “Gates es uno de los líderes empresariales más importantes de su era. La tecnología Microsoft ha transformado las prácticas empresariales y su compañía ha tenido un impacto profundo sobre la economía británica".