La tecnología de proyección en el ámbito corporativo está tomando claramente dos vertientes muy diferenciadas. Por un lado, para las salas de reuniones o los auditorios los fabricantes están lanzando una serie de dispositivos destinados a instalarse de forma fija en las dependencias de la empresa. Éstos disponen de gran potencia para una proyección adecuada y de múltiples conexiones, para resultar completamente versátiles. Por otra parte, en el terreno de la movilidad, los fabricantes están escuchando las demandas de los usuarios y han comenzado a desarrollar dispositivos de tamaño compacto y peso ligero, adaptados a las necesidades de los profesionales que se desplazan habitualmente.

En esta línea BenQ ha lanzado el proyector digital inalámbrico CP120 con un peso de 1,3 kilogramos y un tamaño que se acerca al de una hoja A5. Su diseño es de acabado metálico e incorpora conectividad sin cables (802.11 a/b/g) para facilitar su instalación y realizar presentaciones en cualquier lugar y momento.

Su tecnología le permite alternar entre varios dispositivos a la vez, de modo que se pueden realizar presentaciones simultáneas. Además, incorpora corrección trapezoidal automática en tiempo real, nueve modos de ampliación, Color Marching para una adecuada administración de los colores, una resolución de 1024x768, brillo de 1.500 lúmenes ANSI y un ratio de contraste de 2.000:1.

www.benq.es