Es el modelo tope de gama de la familia de routers surf de belkin y está pensado para desplegar una completa red inalámbrica en el hogar donde puedan compartirse periféricos y contenidos entre diferentes dispositivos.

Con la nueva serie de router Surf, Share y Play, Belkin ofrece una gama de 4 nuevos modem-router muy orientados a entornos domésticos, con el fin de cubrir aquellas nuevas necesidades que van surgiendo en nuestros hogares, como es la posibilidad de compartir contenidos entre distintos dispositivos, y ofrecer funciones avanzadas de gestión y seguridad sobre la conectividad de nuestra red inalámbrica.

Evaluamos el modelo PlayMax que es el más ambicioso de la gama con el que se cubren todos los nuevos aspectos que menciona Belkin. Es un modelo de posición vertical con antenas integradas y despliegue de la famosa tecnología MIMO de Belkin, con la que se optimiza la cobertura proporcionando una emisión tridimensional de la señal. En la hilera de conexiones presenta 4 puertos Gigabit Ethernet, un puerto WAN, el de alimentación y 2 puertos USB para hacer las funciones de servidor de impresión y servidor de almacenamiento de manera simultánea. Recordemos que la mayoría de soluciones del mercado cuentan con un solo puerto, con lo que se restringe la doble funcionalidad. Para informar sobre su estado, dispone de un solo indicador LED que cambia de color y parpadeo en función de su estado. No podemos negar que otros routers cuentan con mayor número de LED, o incluso con avanzadas pantallas ilustrativas de estado, pero durante el tiempo que lo utilizamos no sentimos la necesidad de consultarlo de forma constante, gracias al completo software que acompaña para su administración.

Configuración de parámetros

PlayMax es un modelo de doble banda, por lo que opera tanto en las frecuencias de 2,4 GHz como en la de 5 GHz. Para los más inexpertos es recomendable utilizar el software que acompaña al router, un sistema de monitorización que añade acceso directo desde la barra de herramientas de Windows para ofrecer accesos directos a muchas de sus funciones. El icono ofrece a simple vista el estado del router, por lo que puedes prescindir de los indicadores de estado que mencionábamos. También es posible olvidarse de las direcciones IP para acceder a la gestión Web. Belkin lo ha renombrado del siguiente modo http://router/ para hacerlo más amigable. Desde su pantalla de inicio podemos acceder a los parámetros más importantes del router. No obstante, cuenta con asistentes para su puesta en marcha inicial. Belkin, preocupado por la seguridad de las redes de los usuarios, ofrece de serie un nombre SSID personalizado para cada router, con su correspondiente clave. Adjunta un papel en forma de etiqueta que puede acoplarse a la base del router, de modo que se elimina la necesidad de renombrar la SSID inicial, o de tener conocimientos avanzados de gestión. Desde el primer instante de la instalación, tu red es única y se encuentra asegurada con los protocolos correspondientes. Un botón físico WPS permite añadir nuevos dispositivos de forma segura sin tener que recordar claves de acceso.

Rendimiento

Resulta difícil comentar todas sus posibilidades en pocas líneas. Corroboramos la gran capacidad que ofrece para compartir contenidos. La doble banda de conexión permite manejarlos en streaming, ya sea vídeo, audio, o tráfico relacionado con música y juegos. Es posible desplegar una red inalámbrica de invitados, independiente de nuestra red interna, con acceso restringido a determinados servicios (impresión o almacenamiento), la cual va asociada al canal de 2,4 GHz. Ésta puede desplegarse a modo de cibercafé, de forma que se abrirá una página Web de acceso controlado desde donde poder hacer login. En este sentido, abundan las aplicaciones propietarias desarrolladas por Belkin. Con USB Print y Storage podemos gestionar la impresora o periféricos conectados, aprovechando sencillos asistentes de configuración. Memory Safe despliega copias de seguridad de archivos sobre unidades conectadas al router de manera automática, lo más parecido a un backup de datos que se ejecuta en segundo plano. Por último, Vuze, Music Mover y Torrent Genie permiten manejar grandes descargas de ficheros multimedia como BitTorrent incluso cuando el ordenador se encuentra apagado, almacenándolos en el disco conectado al puerto USB del router. También nos ha llamado la atención la interesante función Self Healing, con la que es posible desplegar un mantenimiento periódico del router que incluye inicialización para evitar problemas con la red y actualización de firmware de forma transparente.

Las pruebas de transmisión de contenidos nos desvelaron velocidades medias, pero en ningún caso sobresalientes por encima de la media. En la banda de 5 GHz medimos la descarga desde el router a nuestro portátil Intel Core i5 con adaptador propietario, y obtuvimos valores de 120 Mbit/s a cortas distancias, la cual fue descendiendo hasta quedarse en los 79 Mbit/s en pruebas realizadas desde una planta de piso inferior. El canal de 2,4 GHz, algo más saturado por otros dispositivos, no logró superar el valor de los 116 Mbit/s ni en el mejor de los casos. Accediendo al pendrive conectado al puerto USB del router, el cual hace las funciones de servidor de almacenamiento, conseguimos velocidades de lectura mantenidas de 4,1 MBps y de lectura de 2,1 MBps. No son muy elevadas, pero suficientes para garantizar la transmisión de cualquier contenido de vídeo en modo de streaming para poder ser visionado sin que se produzcan saltos en pantalla.

Carencias

Aunque dispone de control QoS para garantizar el ancho de banda que necesita cada aplicación, y poder así priorizar determinados juegos o entornos, no maneja ni emite informes sobre el tráfico empleado por cada una de ellas. Debe mejorar un tanto el tipo de informes emitidos, especialmente para los usuarios avanzados que desean tener un mayor control generado por los dispositivos de su red. También debería mejorar el control sobre los usuarios que accedan a través de la red inalámbrica de invitados, puesto que es posible filtrar direcciones URL que no queremos que se visiten, pero no es posible impedir la utilización de aplicaciones Peer-to-peer, por citar un ejemplo. Tampoco dispone de notificaciones por mail, aunque es una característica más demandada por los administradores dentro de entornos mucho más profesionales.

La gestión Web del PlayMax recoge la posibilidad de definir horarios de uso de Internet asignados a determinadas direcciones MAC Addres de equipos. También es posible modificar cuándo el router debe entrar en modo de apagado si no está siendo utilizado por los equipos.

A nivel de conectividad inalámbrica, el Belkin PlayMax permite manejar canales de ampliación, así como la ocultación de la SSID (nombre de la red) en cada uno de los canales. Pero echamos en falta la posibilidad de controlar el nivel de potencia de emisión de las señales inalámbricas, con el fin de evitar su exposición a grandes coberturas, y mejorar así la señal en distancias cortas. A pesar de lo mencionado, es un router a considerar para los que deseen interconectar dispositivos dentro de una red, así como gestionar

Valoración final

Para tratarse de una solución de entorno doméstico, hay que destacar la sencillez con la que es posible manejar los parámetros. Es posible acceder a la unidad de almacenamiento conec