Los servicios de descarga de música a través del móvil generalmente son poco rentables para usuarios que no dispongan de móviles 3G, ya que el tamaño de las canciones hace que el tiempo necesario para su descarga sea muy largo a través de GPRS. Pero el sistema que ha desarrollado la compañía Beatnik permite comprimir las canciones hasta diez veces más que en el popular formato MP3, reduciendo así su tamaño y, por tanto, el tiempo necesario para descargarlas.

El software de Beatnik comprime las canciones basándose en los elementos comunes o los sonidos repetidos y replicándolos sólo una vez en el archivo comprimido. El reproductor de música del dispositivo cliente podrá recrear esos sonidos en el orden correcto al reproducir la canción. Al reducirse el tamaño de la canción, el usuario podrá descargarla con mayor facilidad e, incluso, comenzar a escucharla antes de que haya terminado de descargarla.

Beatnik cree que este sistema incrementará el atractivo de los servicios de descarga de música a través de redes móviles para los usuarios que todavía no dispongan de terminales 3G. Para que el sistema funcione, no obstante, los operadores deben convertir las canciones al formato de archivo Mobile XMS que usa Beatnik. Además, los terminales telefónicos deben instalar el software de la compañía para poder reproducir las canciones.

www.beatnik.com