Estamos pasando por uno de los momentos más complicados de la historia reciente. El brote de coronavirus que se originó en Wuhan, China, se ha propagado ya por medio mundo y ha tenido un enorme impacto en nuestro día a día.

La mayoría de nosotros estamos encerrados en casa, invadidos por una sensación de impotencia por no saber cómo ayudar y de nerviosismo por no saber cómo o cuándo acabará esta crisis sanitaria que ya se ha llevado la vida de miles de personas.

Reconocemos el trabajo de aquellos a primera línea de fuego, pero no todos podemos investigar una cura y una vacuna ni tratar a los pacientes enfermos. Entonces, ¿qué podemos hacer para combatir el COVID-19?

1. Quédate en casa

Lógico. Nos han pedido que nos quedemos en casa y eso debemos hacer. Reducir el número de personas con las que interactuamos de alguna forma u otra es una de las formas más eficaces de reducir los contagios.

El especialista Hugh Montgomery explicaba recientemente que una persona contagiada le pasa la infección, de media, a otras tres personas. Estas tres se la pasan a otras tres y, cuando esto ocurre en hasta diez ocasiones, el número de contagiados sube hasta 59.000.

Cuando el estado de alarma fue declarado en España, se establecieron unas normas para evitarlo. Entre ellas, se prohíbe salir de casa excepto para compra de productos de primera necesidad, ir al trabajo, ir al médico o por causa de fuerza mayor.

Puedes consultar las regulaciones en el BOE sobre la crisis sanitaria. En caso de no cumplirlas, te arriesgas a ser sancionado con multas que parten de los 100 € o incluso penas de cárcel de 3 meses por desobediencia y de 4 años por atentado a la autoridad.

2. Haz videollamadas

Lo que dure el confinamiento, debemos acostumbrarnos a sustituir las reuniones de amigos o las visitas a familiares por las videollamadas. Existen aplicaciones que nos lo harán muy fácil como WhatsApp u otras más divertidas como Houseparty.

Igual de importante es la función que estas apps desempeñan a la hora de ayudarnos a comprobar cómo están nuestros seres queridos. En una situación así de complicada, debemos asegurarnos de acompañar, aunque sea virtualmente, a los que viven solos.

Las videollamadas también nos permitirán realizar reuniones de trabajo. Muchos servicios de videoconferencia están ofreciendo descuentos para empresas y así contribuir a que esta crisis sanitaria tenga el mínimo efecto en la economía posible.

3. Toma precauciones

Como decíamos, una de las mejores maneras de luchar contra el coronavirus es reducir su propagación. Además de quedarse en casa, es clave que tomemos precauciones tanto para evitar contagiarnos como para evitar contagiar a otros.

El Ministerio de Sanidad español recomienda lavarse las manos con agua y jabón a menudo, al volver a casa o tras estar en una área de alto contacto. En este sentido, hay que evitar también tocarse la cara, especialmente los ojos, la nariz y la boca.

En caso de toser o estornudar, nos debemos cubrir con la parte interna del brazo, nunca con las manos. También podemos utilizar un pañuelo desechable que tiraremos tras un único uso. Obviamente, hay que evitar el contacto entre personas.

Cuando salgamos a la calle, hay que respetar una distancia prudencial de 1,5 metros. Podemos protegernos con guantes y mascarillas, pero es importante que sepamos cómo utilizarlos o puede llegar a ser contraproducente.

4. Limpia con regularidad

Aunque evitar llevarse las manos sin lavar a la cara es un método efectivo, es igualmente importante limpiar y desinfectar la casa y los objetos que utilizamos con más asiduidad para reducir las probabilidades de contagio.

En PCWorld.es, disponemos de varios artículos de interés:

5. Usa la compra online con sensatez

Los principales supermercados de España suelen ofrecer servicio de compra online. Es una opción que muchos están utilizando para evitar salir de casa y también para asegurarse de tener esos productos que necesiten y que a menudo son difíciles de encontrar en tiendas.

Obviamente, se trata de una buena manera de reducir las veces que salimos a la calle. No obstante, este servicio se está colapsando, pues tienen mucha más demanda que la habitual y eso lleva a que se formen colas virtuales o haya demora en los pedidos.

Nuestra recomendación es intentar no abusar de este servicio y dejarlo para las personas más vulnerables para las que salir a la calle suponga realmente un peligro. Cadenas como el Carrefour ya están dando preferencia a las personas mayores de 65 años.

6. Apoya los pequeños comercios

Uno de los colectivos más afectados por esta situación son los pequeños comercios. Es un buen momento para darles nuestro apoyo haciendo la compra semanal allí o también hacer pedidos a empresas de productos que no son de primera necesidad.

Los restaurantes también están sufriendo directamente las consecuencias de esta crisis. Se han visto obligados a cerrar y es del todo incierto cuándo van a volver a abrir. Incluso cuando lo hagan, deberán esperar a que la gente se sienta cómoda de salir a comer fuera.

Es por esto que resulta una buena idea apoyar a estos negocios pidiendo comida a domicilio, como mínimo mientras se pueda. Existen muchas opciones a nuestra disposición, como Just Eat o Glovo. Eso sí, mantén siempre la distancia de seguridad.

7. Contribuye con donaciones

Si quieres contribuir a la causa más allá de las medidas de prevención, existen varias campañas de recaudación con las que puedes colaborar. Son muchos los famosos y las empresas que ya han hecho públicas sus donaciones y tú puedes hacer lo mismo.

Estas son solo algunas:

También existen otro tipos de iniciativas solidarias como ayudar a los vecinos más vulnerables (siempre respetando las distancias) o hacer mascarillas con tela de algodón en casa para el personal sanitario (se requiere de experiencia con la máquina de coser).

8. No colapses el número de emergencias

Debemos reducir tanto como se pueda las llamadas a urgencias y utilizar estas líneas telefónicas solo si es realmente necesario. El número de llamadas ha crecido especialmente estos días y hay que evitar que se colapse el sistema.

El 112 o el 061 suelen ser los números de asistencia para emergencias sanitarias. Para evitar su saturación, la mayoría de comunidades autónomas han establecido números específicos para ofrecer información sobre el coronavirus.

Puedes consultar el teléfono de tu CCAA en la web del Ministerio de Sanidad.

9. No compartas información falsa

Como suele ocurrir siempre, por cada información verídica salen diez noticias falsas. Para combatir esta pandemia, es también importante consumir y compartir solo información de fuentes oficiales y de prestigio respaldadas por la ciencia.

En este sentido, hay que ignorar los consejos falsos y teorías conspiratorias que a buen seguro ya has visto circular por Internet. Las famosas fake news pueden llegar a ser muy peligrosas y llevar a los fraudes y timos online.

Estos mitos van desde aquellos que aseguran que las temperaturas extremas (calor o frío) pueden matar el virus a los que excluyen a los niños de la población que puede infectarse, pasando también por los falsos remedios como el ajo o la plata coloidal.

10. Cuida tu salud mental (y la de los demás)

Frenar la difusión de información errónea también puede tener un efecto positivo en nuestra salud mental. Aunque esto no es clave para ayudar a combatir el COVID-19, sí que es importante tenerlo en cuenta para sus efectos a largo plazo.

Una situación de confinamiento puede claramente tener consecuencias en nuestro estado de ánimo y el de la gente a nuestro alrededor. Es recomendable, pues, intentar desconectar de las noticias, ya sea con una película de Netflix o con una conversación con tu pareja.

Ah, y no olvides salir a aplaudir cada día a las 8 de la tarde a todos los que cumplen con los servicios mínimos. Es también una buena manera de sentirse arropado y parte de una comunidad. Estamos juntos en esto y vamos a salir adelante.