El ratón actúa como dispositivo de entrada y salida, por lo que vibra tanto cuando se dispara a los enemigos en un juego como cuando alguien de la pantalla grita. Un pequeño motor gira dentro del ratón a velocidad variable y durante períodos diferentes. Si hay un mensaje de error, vibra más que si se recibe un mensaje de correo electrónico. El dispositivo, que estará disponible a mediados de septiembre, tendrá un precio de 35 dólares (6.454 pesetas).

Además, el ratón vibrador tiene otras ventajas añadidas. Por ejemplo, puede resultar un buen “masajista” cuando se tiene la mano en tensión. Su aspecto es similar al de los ratones convencionales, pero dispone de una rueda que permite disminuir la vibración o aumentarla (e, incluso, desactivarla).

VMouse puede ser conectado a puerto serie o USB, así como a la tarjeta de sonido. No requiere fuente de alimentación adicional. Además, tampoco precisa instalación de controladores, por lo que es compatible también con sistemas iMac y Linux.