La adquisición fue anunciada el pasado 7 de febrero, pero ha sido ahora cuando se ha cerrado por un montante de 46 millones de dólares.

Con esta compra, Autodesk amplia su solución de gestión colaborativa de proyectos Autodesk Buzzsaw con el software de Constructware, añadiendo sobre todo capacidades de gestión de riesgos y subastas de la industria, así como adentrarse en la utilización de soluciones bajo demanda para la gestión colaborativa de proyectos.

Constructware nació en 1994 y, según la información facilitada por sus nuevos propietarios, cuenta con más de 30.000 clientes y suscriptores en todo el mundo. Además, Autodesk asegura que los clientes de su solución Buzzsaw serán los principales beneficiarios de la incorporación de la tecnología Constructware.

Cabe señalar que Autodesk Buzzsaw es una solución bajo demanda para la gestión colaborativa de proyectos y cuenta, según su desarrollador, con más de 137.000 usuarios, desde compañías de tamaño medio a compañías del Fortune 500. Autodesk ha previsto significativas inversiones para soportar, mejorar e integrar los productos de Constructware con las soluciones de Autodesk, incluyendo Buzzsaw, Revit y Civil 3D.