La tarjeta ofrece la misma frecuencia de reloj y rendimiento que la Radeon 9700 Pro, según Blair Birmingham, manager de producto de ATI para los productos multimedia. “La idea básica era desarrollar All-in-Wonder sobre esta firme base”.

All-in-Wonder 9700 Pro incluye soporte completo de hardware para DirectX9 (si bien los juegos todavía no se benefician de esta posibilidad), frecuencia de reloj del núcleo de 325 MHz, y 128 MB de memoria DDR, al igual que la familia de tarjetas gráficas Radeon 9700 introducidas en Julio. Además, la tarjeta ofrece soporte para AGP a 8X. Nvidia ya se ha apresurado también a anunciar versiones de AGP 8X de su línea GeForce4. Como novedad en los chips de ATI se ha incluido la tecnología denominada FullStream, diseñada para mejorar la calidad del streaming de vídeo por Internet.

Además de las mejoras en la velocidad y el rendimiento, la tarjeta incluye característica extras. La parte trasera de la tarjeta ofrece por ejemplo conectividad a una extensa variedad de dispositivos de audio y vídeo, que incluyen cámara grabadora, señal de cable o receptor de Dolby Digital.

Con la línea All-in-Wonder se pretende abarcar a tres grandes segmentos de usuarios. En primer lugar a los entusiastas de los juegos, debido a nuevas características como el sombreado de píxeles. La audiencia que abarrota los cines también podría interesarse por el soporte que la tarjeta ofrece para pantalla grande. Por último, para el sector de la edición de vídeo, se ha incorporado la versión completa de Pinnacle Studio 8, que normalmente costaría 129 dólares (130, 63 euros).

All-in-Wonder 9700 Pro también incluye Remote Wonder, el control remoto de ATI que permite a los usuarios manejar la interfaz del software –mientras que se ve una película en DVD o se graba un show de TV- sin tener que introducir comandos mediante el ratón o el teclado. All-in-Wonder 9700 Pro se espera para mediados de noviembre a un precio aproximado de 499 dólares (505,27 euros).

Tel: 917 102 150

www.ati.com