Aunque aún es pronto para concretar si dichos ataques tienen que ver con el conflicto entre China y Estados Unidos por el avión espía, lo único claro hasta el momento es que los ataques de los hackers, relacionados con Honkers Union y Chinese Red Guest Network Security Technology Alliance, han sido posibles después de concretar las líneas de acción en una reunión en un canal privado. Las primeras víctimas han sido los departamentos de Trabajo y Salud y Servicios Sociales, los cuales se vieron obligados a cerrar temporalmente sus sitios a causa de la oleada de ataques. El departamento de Trabajo tuvo que cerrar su sitio después de que los hackers insertaran la fotografía del piloto chino, Wang Wei, muerto en el choque con el avión espía. Además, un mensaje patriótico manifestaba que China no le olvidaba, a la vez que lo calificaba como "el mejor hijo de China".

Libertad de expresión

Peor suerte ha corrido un empleado de banca de nacionalidad china quien publicó varios escritos a favor de la democracia de su país. China, donde está terminantemente prohibido difundir contenidos a través de Internet, ha castigado con cuatro años de prisión por semejante delito al individuo de 36 años, cuya identidad se desconoce, por haber publicado en webs extranjeras textos alusivos a la defensa de la democracia así como a la reforma política.