En pocos años, el tamaño medio de las pantallas ha crecido vertiginosamente y, con él, la resolución que pueden utilizar. Al menos hasta llegar a 1.920 x 1.080 puntos, esa que hemos dado en llamar Full HD y que hace de techo para prácticamente cualquier pantalla, tenga el tamaño que tenga.

Y precisamente ésa es la resolución a la que trabaja este monitor Asus Designo ML248H, una pantalla con retroiluminación LED que permite reducir el consumo. Además, Asus incorpora el Eco mode, con el que asegura que se reduce un 55 por ciento más, lo que consigue reduciendo el brillo. La pantalla tiene un diseño elegante, con el frontal en negro piano y la parte trasera en blanco perla, pero lo “afea” el hecho de que la fuente de alimentación es externa. Su grosor es de menos de 17 mm y la botonera es completamente táctil, lo que puede llegar a ser un inconveniente, pues basta con rozarla mínimamente para que se activen las funciones de sus botones (al tiempo que se iluminan).

Asus ha desarrollado un curioso soporte, formado por dos círculos que se acoplan entre sí con un tornillo-eje y con otro al monitor. Con este sistema el resultado es una peana elegante que permite el giro en horizontal y el ajuste de la inclinación, ambos en los rangos habituales en cualquier pantalla, aunque no se puede hacer ninguna regulación de la altura.

En la parte posterior encontramos, además del conector para la fuente de alimentación, un HDMI, un VGA y un jack de audio para conectar unos altavoces a los que traspasar el sonido del HDMI. La pantalla está diseñada para utilizarse exclusivamente con su peana, por lo que no tiene soporte para anclajes VESA estándar.

Los valores de contraste (hasta 10.000.000:1) y de tiempo de refresco (2 ms de gris a gris) son excelentes, pero flaquea en el brillo perdido en el momento que nos alejamos de la posición centrada. Así, aunque sus ángulos de visión “de catálogo” son de ±85 grados en horizontal y ±80º en vertical, lo cierto es que a partir de una desviación de unos 50 grados hacia un lado, las diferencias de brillo empiezan a ser claramente notables. Esto se corresponde con las características de un panel de tecnología TN, rápido, pero con limitaciones en el ángulo de visión, que lo hacen más indicado para aplicaciones de entretenimiento, como juegos, que para aquellas que precisen de alta fidelidad en la reproducción del color, como la edición de fotos o vídeos. No es que el monitor no reproduzca bien el color, que lo hace, sino que es imprescindible estar justo frente a el para evitar cualquier alteración debida al ángulo.

La otra ventaja de los paneles TN es que son económicos, lo que permite que este monitor, a pesar de sus 24 pulgadas y su elegante diseño que le hacen aparentar ser de gama alta, cueste solamente 255 euros.

Entre las funciones del monitor destaca el ajuste automático según la luminosidad ambiental, una función que empieza a popularizarse y que resulta más útil que el ECO mode, que baja el brillo siempre. Con Smart View, que es como se llama esta función, la pantalla será más brillante si la habitación está muy iluminada, y bajará de intensidad, si apagamos las luces.

Asus Designo ML248H

-------------------------------

www.asus.es

P.V.P: 255 EUR.

LO MEJOR: Contraste

Consumo reducido

LO PEOR: Sin ajuste de altura

Ángulo de visualización

Calificación: ****