La Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones (Asimelec) considera “desalentadora” la aprobación por el Parlamento el pasado 22 de junio de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual. En opinión de su director general, José Pérez, “estamos en el mejor momento legal que hemos tenido desde hace catorce años y aún así se trata de una Ley mala”. Desde Asimelec, se considera que la Ley no resuelve el problema del canon, sino que lo traslada a un marco jurídico diferente.

Desde Asimelec no se entiende que la Ley no clarifique adecuadamente qué aparatos deben estar sujetos a compensación por copia privada, y que no se penalice el daño al autor sino la capacidad de producir ese daño. “El usuario se verá obligado a pagar por la capacidad de ciertos aparatos de realizar y reproducir copias, y por tanto, por su capacidad de perjuicio, aunque no los utilice en ningún caso para ello y por tanto no produzcan nunca dicho perjuicio”, asegura Pérez.

Por otra parte, Asimelec denuncia que la aprobación de la Ley ha supuesto perjuicios económicos a fabricantes y distribuidores de CD y DVD. Según los datos que maneja la entidad, hasta la fecha una empresa ha cerrado, otra se encuentra en suspensión de pagos y un tercero ha cerrado su división tecnológica.

Asimelec valora de forma positiva el apartado de la Ley que clarifica el concepto de copia privada, y que define la misma como la que lleva a cabo una persona física y tan sólo para su uso privado a partir de obras a las que haya accedido legalmente. Así, se exime a las personas jurídicas, puesto que no pueden realizar copias privadas, lo que suponía una de las principales reclamaciones de Asimelec.

La Asociación valora asimismo aspectos positivos como el criterio de proporcionalidad, que impedirá que el 60% del precio final de un CD o DVD virgen sea Canon, lo que estaba dando lugar a escenarios de fraude.

www.asimelec.com