Asimelec (Asociación Multisectorial de Empresas españolas de Electrónica y Comunicaciones) se ha apresurado a anunciar que valora positivamente el nuevo Decreto Ley 208/2005 aprobado por el consejo de ministros el 25 de febrero aunque, según José Pérez García, su director general, les preocupa la forma en que se repercuta el coste a los fabricantes, pues consideran que el coste de recogida de los residuos de origen doméstico debería recaer en las Entidades Locales como parte de sus competencias en materia de gestión de residuos urbanos.

El decreto es la transposición de una directiva europea de obligado cumplimiento y será efectivo desde el día 13 de agosto, obligando a todas las empresas que comercialicen productos electrónicos en España a disponer de un sistema propio de reciclaje o bien a participar en alguna iniciativa comunitaria.

La valoración positiva se debe a que finalmente se creará un registro de productores que garantice la competencia en igualdad de condiciones, y a que será obligatorio hasta el 2013 el desglose en la factura de los costes de reciclaje de los residuos históricos.

José Pérez ha destacado que hace años que Asimelec se lleva interesando por la gestión de residuos y como consecuencia de ello funciona la Fundación Tragamóvil desde el año 2000, para la recogida y reciclaje de teléfonos móviles. En la misma línea, la Fundación Ecofimática se encarga de la gestión de residuos de reprografía, ofimática e informática.

Tel. 914 170 890

www.asimelec.es