La siguiente generación de procesadores soportará informática de 64 bits, abriendo el camino a la ejecución de aplicaciones de uso intensivo de la memoria.

El holding de ARM dará a conocer a lo largo de las próximas semanas los nuevos planes para núcleos de procesador que soporten informática de 64 bits, para lo que ya han exhibido muestras a clientes en reuniones privadas, según han desvelado fuentes cercanas a la compañía.

La inclusión de la compañía en entornos de informática de 64 bits hace que ARM extienda sus soluciones más allá del mercado actual de procesadores para dispositivos de consumo, como son los teléfonos smartphone, equipos netbook o Tablet PC. La mayoría de ordenadores personales actuales de hoy en día están basados en la informática de 32 bits, mientras que las supercomputadoras, así como servidores y entornos de estaciones de trabajo, utilizan la informática de 64 bits, con posibilidad de direccionar una mayor cantidad de memoria.

Este hecho, puede mejorar de forma significativa el rendimiento de las personas que necesitan ejecutar un gran número de aplicaciones de forma simultánea en un dispositivo. Tanto Intel como AMD son los principales fabricantes de procesadores de 64 bits destinados a servidores, equipos de sobremesa y ordenadores portátiles específicos.

El movimiento de ARM permitirá a sus partners ofrecer más diseños de productos para determinados mercados, incluyendo servidores. Recordemos que ARM tan sólo diseña los núcleos de los procesadores, y sus clientes y partners toman dichos diseños para producir posteriormente sus propios chips. Actualmente, compañías como Marvell Technology utilizan núcleos de procesador ARM de 32 bits en chips diseñados para servidores.

ARM recientemente anunció sus últimos procesadores, el Cortex A15, el cual es el de mayores prestaciones que jamás haya producido.

Diferentes fuentes de información afirman que en las próximas semanas ARM anunciará el desarrollo de procesadores para informática de 64 bits.

La idea de introducirse ahora en el mercado de servidores se debe a que la mayoría de procesadores utilizados en los ordenadores pueden manejar sistemas operativos de 64 bits, así como direccionar mayor cantidad de memoria. Los equipos cada vez cuentan con mayor cantidad, debido a su abaratamiento generalizado. Así pues, ARM ve la necesidad de adentrarse en este mercado si quiere seguir siendo competitivo.

www.arm.com