Philippe Bodart, presidente de la compañía, ha señalado que los 100 clientes con los que ya cuenta Aramiska en nuestro país llegarán a 700 o 1.000 a finales de este año, y un 90 por ciento de los mismos son pequeñas y medianas empresas.

El servicio de conexión de banda ancha por satélite que ofrece Aramiska se compone de tres modalidades, orientadas a conexiones en entornos de empresas y más recientemente, a instituciones públicas y administraciones como Asturias, Aragón y Castilla la Mancha, que han mostrado su interés por utilizar conexiones de banda ancha por satélite para desplegar el servicio de acceso a Internet en zonas rurales. Por un lado, ARC 500 ofrece una velocidad mínima garantizada de 64/32 Mbps; ARC 1000 de 128 o 64 Mbps, y ARC 2000 de 256 y 128 Mbps de bajada y subida de datos respectívamente, en regímenes de compra o alquiler de servicios.

Según Aramiska, 450.000 empresas españolas (el 55% del total) no disponen de acceso a Internet por banda ancha, una cifra que la compañía espera aprovechar para difundir su servicio de conexión vía satélite, bien sea entre empresas que no tengan la posibilidad de acceso a conexiones terrestres por ADSL, o bien entre empresas que aunque pueden acceder a conexión ADSL, la conexión por satélite les suponga una alternativa. De hecho, en el Reino Unido el mercado de la compañía es de un 9% de conexiones por banda ancha y un 55% de conexiones de banda ancha por satélite.

Philippe Bodart ha señalado que la compañía, con sede en Holanda, dispone de alrededor de 100 clientes en nuestro país a través de sus 65 distribuidores, y que a finales del año 2003 esperan contar con un beneficio de 20 millones de euros. La valoración que hace Aramiska es consolidar la conexión a Internet vía satélite en un gran despliegue geográfico, no sólo en regiones industrializadas, sino también en zonas del interior con menos empresas.

www.aramiska.com

Tel: 916 407 650