El principal atractivo con el que va a contar el pequeño empresario de la localidad de Alcalá de Guadaíra es el Centro de Realidad Virtual, un sitio donde las PYMES pueden acceder a alta tecnología para desarrollar productos en 3D, algo excesivamente caro si tuviesen que acudir a centros privados. Este centro no obstante no se cierra a grandes corporaciones ni al ámbito público. El descuento que se realiza a la PYME sobre la gran cuenta es bastante elevado, aproximadamente el 10% del coste real. Gracias a esta rebaja, cualquier empresario con escasos recursos económicos puede acceder a tecnología punta en 3D. Responsables del Centro han señalado que los principales clientes suelen venir de industrias como automoción y sanidad. Como ejemplo, se citó que para diseñar un coche se necesitan una media de 60 prototipos, con un alto coste (en torno al millón de euros por unidad). Ahora, al visualizarlo en 3D el ahorro es inmenso puesto que se evita crear tantos prototipos. En el ámbito de la sanidad es posible reconstruir, gracias a una impresora en 3D denominada rapid prototiping (prototipado rápido), esqueletos tomando como base una tomografía computarizada, conocido popularmente como un TAC. Así, los médicos pueden ver cómo está la parte afectada del enfermo, por dónde intervenir y qué partes del cuerpo están dañadas y en qué grado.

Las técnicas de prototipado rápido son aplicadas a áreas diversas como marketing, aeronáuticas, automoción, educación, medicina, etc.

El centro ha tenido una inversión superior a los 600.000 euros y –promovido por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra- se encuentra dentro del Centro de Innovación y Desarrollo de Alcalá.

La ubicación del CRV no se ha realizado al azar, sino que obedece a unos criterios de proximidad, donde se ha favorecido que la PYME se asiente en los polígonos cercanos al Centro, con una amplia red de comunicaciones. Además, el Ayuntamiento de la localidad se encarga de poner en comunicación las empresas entre sí para optimizar todos los recursos y conseguir las PYMES un mayor beneficio.

Incubadora de ideas

En dependencia del Complejo de Innovación y Desarrollo tecnológico de Alcalá de Guadaíra nace la Incubadora de Empresas, un recinto de más de 2.000 metros cuadrados dotados de fibra óptica, servicios de logística, asesoramiento y formación. Su función es crear, desarrollar y consolidar en un plazo máximo de 3 años nuevas empresas. El centro cuenta 5 naves industriales y 15 módulos de oficina equipados para comenzar una actividad empresarial. Los módulos, de 35 metros cuadrados cada uno, les cuesta a los “emprendedores” sólo el 25 % del precio de mercado el primer año; el 50% el segundo año y el 75% el tercer año. En el precio se incluye –además de las instalaciones- tecnología como cableado de fibra óptica, asesoramiento, formación, servicios ofimáticos, logísticos e infraestructurales necesarios para arrancar un negocio.

Así, el Centro vigila a los seleccionados desde el inicio de la realización del plan empresarial y durante los primeros 3 años para conseguir que la empresa se consolide en su sector. El objetivo de la incubadora es fomentar la creación de riqueza y empleo en la localidad a través de PYMES, algo muy necesario en un pueblo que ha pasado de más de un 30% de paro a un 14% en la actualidad gracias en parte a estas iniciativas.

www.complejoideal.com