En respuesta a los informes de Japón que investiga los incidentes con los iPod nanos, Apple ha admitido que, "en casos muy raros”, los iPod nanos de primera generación, vendidos entre septiembre de 2005 y diciembre de 2006, puede calentarse.

Este problema, que la propia compañía califico de sumamente raro, provoca “fallos y la deformación del iPod nano". La empresa ha explicado que ha recibido informes sobre menos del 0.001 por ciento de unidades de iPod nano de primera generación que actúan de este modo, y ha atribuido el problema a un proveedor de baterías, del que no ha facilitado su nombre. Asimismo, la compañía ha añadido que no hubo ningún informe de heridas serias debido al problema de calentamiento, y que no hay informes de que estos incidentes se repitan en otros modelos de iPod nano.

Los iPod nanos con baterías defectuosas será sustituidos gratis por Apple.