La empresa de origen familiar catalana Apli, dedicada a la producción de etiquetas autoadhesivas y consumibles de impresoras, ha decidido ampliar sus instalaciones en Barberá del Vallés. Con una inversión de 5 millones de euros, Apli doblará su superficie a 8.000 m2 y automatizará sus líneas de producción de etiquetas autoadhesivas en DIN A4. Una de las inversiones de esta dotación tecnológica será un silo robotizado con capacidad para 3.024 palets.

www.apli.com