Se han detectado en China versiones falsificadas de procesadores para portátiles Pentium M. Estos chips falsos se han distribuido a los ordenadores como muestras de prueba, sin que hayan llegado todavía al usuario final, según Jennifer Liu, portavoz de Intel en Pekín.

Este tipo de falsificación de chips no es nueva en la industria del hardware, pero los fabricantes han recurrido a todo tipo de medidas para impedir que se extienda. En este caso concreto, Intel ha mandado un recordatorio a los fabricantes de hardware para insistirles en que los chips de muestra que les ha enviado no están dirigidos al usuario final.

Tel: 914 329 090

www.intel.com