Se trata del troyano Fontar.A, que no es un gusano ni un virus, y es susceptible de ser descargado por los teléfonos que incorporan el sistema operativo de Symbian. Este troyano fue descubierto hace una semana, y se transmite a los teléfonos móviles en forma de archivo de instalación en formato SIS, llamado “Kill Saddam By OID500.sis”.

Una vez instalado, el programa produce daños en el teléfono que provocan que no pueda volver a reiniciarse. Los usuarios que se vean infectados por el troyano Fontal, seguramente no podrán apagar su teléfono hasta que no limpien el teléfono de este virus. La compañía F-Secure ha publicado las instrucciones necesarias para eliminar el troyano de los teléfonos infectados en la dirección www.f-secure.com/v-descs/fontal_a.shtml.

Los códigos maliciosos que funcionan sobre plataformas de telefonía móvil, como Symbian, se han hecho más comunes desde la aparición de Cabir, el primer gusano encontrado en teléfonos móviles. Desde entonces diversas variantes de cabir se han extendido a otros 16 países, incluyendo Japón, Estados Unidos y Francia. El pasado mes de marzo algunas compañías antivirus identificaron el primer gusano para móviles que se expandía a través de mensajes multimedia.

www.f-secure.com