En palabras de Marty Séller, vicepresidente corporativo y director general del AMD, este procesador ha sido desarrollado “para satisfacer las necesidades informáticas diarias, ya que ofrecen una combinación de funcionalidad y rendimiento para aplicaciones de productividad desde casa y desde la oficina para mejorar su experiencia informática general”.

Entre estas necesidades diarias AMD incluye el envío de email, el navegador web, el procesador de texto y hasta la descarga de música, la edición fotográfica, la visualización de películas o la conferencia vía web. Los procesadores Sempron satisfacen todas estas necesidades informáticas.

Actualmente el fabricante Lenovo ofrece sistemas de sobremesa basados en el procesador Sempron en China. La compañía espera que en breve Acer, Medion, Twinhead y otros fabricantes e integradores ofrezcan sistemas portátiles y de sobremesa basados en el último procesador de AMD a partir del segundo semestre del año.

www.amd.com