AMD Vision no supone ninguna novedad a nivel técnico, sino que lo que trata es de simplificar la elección de un ordenador a los usuarios más profanos, que no saben, ni quieren saber, las diferencias entre procesadores o tarjetas gráficas. Por ello, AMD estructura todos sus ordenadores portátiles en tres categorías, denominadas AMD Vision, AMD Vision Premium y AMD Vision Ultimate, que están orientadas a diferentes perfiles de usuario, según explicábamos en noviembre.

Según Ramón Abad, el responsable de consumo de AMD, sólo el 10% de los usuarios serían capaces de identificar correctamente la configuración necesaria en base a las características del hardware, pero todo el mundo puede hacerlo en base a la estructura de AMD Vision. En los meses que han estado funcionando estas denominaciones, Abad asegura que han resultado un éxito, pues han facilitado la elección de equipos a los usuarios y los distribuidores cada vez lo utilizan más.

amd visionUna vez pasado este "periodo de rodaje", AMD se muestra dispuesta a diversificar más las alternativas para ofrecer una segmentación más precisa. Así, anuncia que pronto habrá una nueva categoría de AMD Vision, que se situará por encima de las tres actuales. Además, el concepto se extenderá desde los portátiles de consumo, donde se emplea actualmente, a las gamas profesionales.

Para Abad, lo más importante de AMD Vision es que permite tener una orientación del rendimiento global del procesador y la tarjeta gráfica cuando trabajan al unísono, en lugar de limitarse a ofrecer información de uno sólo de los componentes como hacen sus competidores. Esto es posible porque AMD es el fabricante de ambos componentes, mientras que en el caso de Intel y nVidia, su principal competencia, se trata de empresas distintas.