Microsoft ha alertado ante un agujero crítico de seguridad que afecta a todas las versiones de su sistema operativo y que permitiría a un atacante remoto ejecutar códigos maliciosos en aquellos sistemas operativos que no hayan instalado los parches apropiados. El fallo se debe a una vulnerabilidad en el buffer en el conversor HTML, un componente que permite a Windows convertir archivos de RTF a HTML, que se emplea para visualizar documentos en la web.El agujero podría romper el conversor y permitir al atacante depositar y activar el código malicioso en el sistema. Para solucionar este problema la compañía ha colgado en Internet, en su Boletín de Seguridad MS03-023, el parche para los sistemas infectados, entre los que se incluye además el reciente Windows Server 2003.

www.microsoft.com