ADrive proporciona hasta 1 TB de espacio (50 GB gratis) para hacer copias de seguridad en la nube y permite gestionarlo desde una aplicación multiplataforma.

Con el aumento del ancho de banda, las copias de seguridad en línea se están popularizando hasta convertirse en algo casi imprescindible. Uno de los principios básicos de un buen sistema de copias de seguridad es mantener una copia remota, que nos proteja de pérdidas en caso de una catástrofe, como un incendio, que acabaría con las copias almacenadas en la misma oficina.

Actualmente la mejor solución para cumplir esto es recurrir a un servicio de almacenamiento online que nos permita copiar los datos directamente a un servidor remoto que, a su vez, puede tener sus propias políticas de seguridad como sistemas redundantes y backups.

Frente a soluciones como el popular DropBox, que ofrece 2 GB de forma gratuita y hasta 100 GB por 20 dólares, ADrive nos proporciona almacenamiento sin coste alguno hasta 50 GB, y la posibilidad de ampliar las funcionalidad y la capacidad hasta nada menos que un terabyte.

La versión más básica, y gratuita, nos permitirá cargar y descargar archivos y directorios desde la interfaz web, pero podemos contar con una serie de características extra muy interesantes por 6,95 dólares al mes (69,5 al año). Entre ellas destacan las orientadas a simplificar la subida de archivos, como el acceso por FTP, o el cliente de escritorio multiplataforma, que está desarrollado con Adobe AIR para que pueda funcionar sin problemas tanto en Windows como en Mac o en Linux. Optar por esta versión (Signature) también nos proporcionará encriptación SSL, posibilidad de usar múltiples sesiones simultáneas y la supresión de la publicidad que sostiene el servicio gratuito. Además contaremos con la comodidad de mapear la unidad de almacenamiento remoto como un disco local en el escritorio, gracias a WebDAV.

Son las mismas funciones que tendremos disponibles en la versión Premium, en la que el espacio de almacenamiento puede pasar a ser desde 100 GB (13,95 $/mes o 139,5 $/año), hasta un terabyte.

Además, para las empresas, ADrive da la posibilidad de contratar múltiples cuentas con ofertas por volumen, e incluso de personalizar el aspecto de la aplicación para identificarlo con la estética corporativa.

Hemos probado la versión básica, y el mayor problema que le podemos criticar es la seguridad. El acceso no se hace a través de un servidor seguro, por lo que el tráfico podría ser fácilmente interceptado. Esto se soluciona en las versiones de pago al usar SSL. Por otra parte, para acceder a la cuenta se necesita el correo electrónico y la contraseña, que obliga a que sea mínimamente segura. Además se pide identificar un captcha para evitar intentos de acceso automatizados, pero no parece demasiado difícil de romper con un buen sistema de reconocimiento de caracteres.

La aplicación web que nos permite controlar las copias emula el clásico explorador de archivos con dos ventanas, una para las carpetas y otra para los archivos. Un enlace nos abrirá una aplicación Java que soporta drag&drop, por lo que la subida de archivos es sencilla, aunque no automática. Con este sistema, un complemento perfecto para ADrive Basic sería un programa que comprima periódicamente los archivos que necesitamos respaldar para posteriormente sólo tener que arrastrarlos a la aplicación. Conviene tener la precaución de que la web de ADrive sea la única pestaña abierta en el navegador, pues mientras dure la carga de archivos todo el navegador quedará bloqueado. Frente a soluciones como DropBox, contaremos con mayor capacidad de almacenamiento sin coste, pero deberemos prescindir de la comodidad de las aplicaciones de escritorio, e incluso para smartphones. Si elegimos las versiones de pago, ADrive resulta más económico y más completo para capacidades equivalentes. PCW

Lo mejor: 50 GB Gratis

Lo peor: Seguridad

ADrive Basic

------------------

Fabricante: Adrive

WEB: www.adrive.com

IDIOMA: Inglés

PVP: 0 €

Calificación: ****