Estos nuevos productos constituyen un instrumento para entornos que gestionan grandes volúmenes de transacciones generados por la aparición de aplicaciones de comercio electrónico, así como las aplicaciones tradicionales de almacenamiento.

Con una velocidad de 160 MB por segundo, las Ultra160 SCSI, doblan la velocidad de transferencia de la tecnología Ultra2 SCSI, y aseguran la migración sin problemas desde los dispositivos SCSI heredados, cada uno funcionando a su velocidad máxima.

Las nuevas tarjetas utilizan los mismos accesorios que las Ultra2 SCSI, lo que elimina la necesidad de utilizar nuevos cables SCSI LVD o terminadores.

Características de la tecnología Ultra160 SCSI.

Las características fundamentales de esta tecnología son tres: doble señal de reloj, comprobación de dominio y comprobación de redundancia cíclica (CRC).

La doble señal de reloj duplica la velocidad de transferencia sin que se produzca una señal de reloj adicional, lo que reduce los riesgos de incompatibilidad con dispositivos anteriores.

Con la CRC cada bloque contiene bytes adicionales, lo que permite al dispositivo receptor validar su contenido, asegurando así la total integridad de los datos transferidos.

La validación de dominio negocia la velocidad de transferencia de datos para garantizar que cada dispositivo del canal SCSI comunica a la mayor velocidad posible.

Los principales fabricantes de equipos o de dispositivos de almacenamiento masivo, entre los que se incluyen, Compaq, IBM, Hewlett Packard, Quantum, Seagate o Western Digital, ya han anunciado la disponibilidad de productos que admiten esta nueva tecnología.

Futuro inmediato.

El futuro de esta tecnología pasa por doblar la velocidad de transferencia y lanzar al mercado tarjetas con tecnología Ultra320 SCSI para el próximo año, y aumentar más si cabe la cuota de mercado, que hoy en día se sitúa en torno al 90% en unidades de disco de alta tecnología.