Microsoft tiene previsto impulsar la adopción de Internet Explorer entre los usuarios que actualmente utilizan las versiones 6 y 7 de su navegador y lo hará ofreciéndoles el nuevo navegador directamente en Windows Update. IE8 necesita la autorización del usuario para instalarse. Microsoft permitirá a los usuarios rechazar o retrasar la instalación.

Antes de que comience el proceso en sí mismo, los usuarios verán un pantallazo que les ofrecerá tres posibilidades, “Preguntar más tarde”, “Instalar” o “No instalar”. Además, los usuarios que elijan la primera opción recibirán una oferta de IE8 la próxima vez que el PC realice una comprobación de actualizaciones.

www.microsoft.com