Active ha presentado un lápiz conectable a PC, o terminal de cualquier gran ordenador, que lleva incorporado un decodificador que posibilita no tener que modificar el software ya que entran los datos donde deben entrar mediante el teclado. Este producto está destinado a usos industriales y consta de una caja de plástico ABS y un lápiz de acero inoxidable con una punta protegida con una lente de rubí sintético que impide que se raye. El lector es de reducidas dimensiones (23 x 19 x 60 mm), lee etiquetas térmicas y de seguridad, la cabeza emisora incorpora cuatro diodos LED, posee un búfer de almacenamiento de 500 caracteres, un entorno operativo entre 0 y 50º, dispone de autoconfiguración con menú de lectura y la velocidad de lectura es de 7,5 a 75 Cm por segundo. Active, (93) 401 97 00.