Acer Liquid Mini es el terminal más reciente de la gama Liquid y el que completa esta serie por la parte baja. Se trata, básicamente, de una versión algo más pequeña y económica, que pone Android 2.2 (Froyo) al alcance de prácticamente cualquier usuario, pues su precio en el mercado libre es de sólo 249 euros.

La pantalla es una de las más pequeñas en el mundo smartphone, donde los fabricantes parecen haberse embarcado en una pelea a ver quién la tiene más grande (la pantalla), pero que con sus 3,2 pulgadas, resulta suficiente para cumplir su propósito, a menos que se vaya a usar el smartphone como lector de libros electrónicos, cine de bolsillo o alguna otra aplicación puntual. Además, su pantalla es capacitiva y multitáctil, por lo que no se ha reducido su experiencia de uso, que está al nivel de cualquier smartphone puntero salvo por la reproducción de color, que resulta buena de frente, pero pierde brillo rápidamente al aumentar el ángulo.

Quizás más importante resulten las limitaciones en el hardware, pues su procesador Qualcomm 7227 a 600 MHz y su memoria (medio gigabyte de ROM y otro tanto de RAM) se antojan algo escasos para los tiempos que corren. Afortunadamente, Liquid Mini dispone de una ranura microSD en la que podremos usar tarjetas de hasta 32 GB.

En cuanto al rendimiento, obtenemos 462 puntos en el test Quadrant Standar, lejos, en cifras absolutas, de los terminales más rápidos con Froyo, pero con un resultado muy similar al de modelos tan conocidos como Nexus One o HTC Desire originales (previos a Android 2.2). En la práctica el rendimiento es insuficiente para mover con soltura un vídeo de alta definición, incluso a 720 puntos de resolución.

Otro aspecto en el que se encuentra limitado es en su cámara, un modelo de 5 megapíxeles (más que de sobra para un móvil) pero que sólo graba vídeo a 480p, ahora que parece casi obligado llegar como mínimo a los 720 puntos. Quizás el motivo de este formato de vídeo sea conseguir una correspondencia perfecta con su pantalla que, debido a su menor tamaño, tiene una resolución de 480 x 320 puntos por pulgada.

En lo que no defrauda es en la presencia de un receptor GPS/A-GPS, y otro de radio FM con RDS. Además cuenta con las imprescindibles comunicaciones Wi-Fi (b/g) y Bluetooth (2.1+EDR).

Acer ha equipado a Liquid Mini con Android 2.2, sobre el que corre la interfaz Acer UI 4.0 Lite para darle su toque personal. Incluye acceso a Android Market y Social Jogger, una aplicación para agrupar las interacciones sociales.

Acer Liquid Mini

-----------------------

www.acer.es

P.V.P: 249 EUR.

LO MEJOR: Tamaño compacto

Económico

LO PEOR: Rendimiento escaso

Calificación: ****