Si eres de los que prefieres el sistema operativo Windows 7 para trabajar, y además, deseas inmediatez en el inicio del equipo, el nuevo netbook de Acer añade Android como segundo sistema operativo, para podernos beneficiar de los arranques instantáneos.

Acer fue uno de los principales impulsores de los portátiles englobados dentro de la categoría de netbooks y, fruto de la experiencia de todos estos años, podemos encontrar actualmente un gran abanico de soluciones entre las que poder elegir. La firma quiere desmarcarse del resto de fabricantes a la hora de ofrecer soluciones innovadoras y, para ello, acaba de poner a la venta la gama Aspire One Happy, basados al igual que el resto, en procesador Atom, pero siendo los primeros que se comercializan con doble sistema operativo. Según esto, el usuario puede decidir entre iniciar una sesión de sistema operativo con Windows 7 Starter, o bien, optar por la versión de Android también preinstalada en el equipo. En ambos casos, el usuario cuenta con una interfaz gráfica sencilla de manejar.

La principal ventaja de contar con Android OS en el portátil es la inmediatez de uso. Para entendernos, basta con pulsar el botón de encendido para que el sistema ofrezca sus funciones en instantes, menos de 15 segundos según nuestra comprobación. Además, podemos dejar el equipo en reposo o modo suspendido al plegar su pantalla, y volverla a recuperar en instantes cuando sea necesario, de modo que prima la inmediatez sin apenas consumir energía. Comprobamos que no ofrece la conexión ideal entre ambos sistemas, ya que desde Android es posible acceder a Windows, pero en sentido inverso se hace necesario reiniciar el equipo. Esta faceta de conmutación es algo que debe mejorarse puesto que muchas soluciones basadas en virtualización ya lo contemplan.

En cuanto a la configuración del netbook, es muy similar a la de cualquier modelo actual. Dispone del procesador Intel Atom más avanzado, el N450, así como gran capacidad de almacenamiento en disco (250 GB). Le acompañan 1 GB de memoria RAM, lector de ranura de tarjetas de memoria, puerto de red Ethernet y tres puertos USB. La salida de gráficos implementada es de tipo VGA, sin posibilidad de utilizar la de tipo HDMI para pantallas de gran formato. Su pantalla es de 10,1 pulgadas WSVGA, con retroiluminación LED, para facilitarla visualización de contenidos de vídeo.

Sus dimensiones y peso, éste último de 1,5 kilogramos, favorecen la portabilidad para llevarlo a todas partes, pero no podemos destacar a su favor el material de plástico empleado para su carcasa. El tamaño de la pantalla es de 10,1 pulgadas con tecnología CrystalBrite, lo que favorece la nitidez a la hora de visualizar textos. Las teclas implementadas son funcionales y acordes a la finalidad que ofrece el equipo a la hora de consultar el correo, navegar por la Web, así como manejar entradas de las redes sociales, con tareas un tanto básicas. El touchpad y a sus botones de función también cumplen con las expectativas. Por último, su batería de seis celdas es otro punto a su favor para todo aquel que busque un portátil que garantice varias horas de uso sin tener que recurrir al cargador, a pesar de que incluya el adaptador Acer MiniGo con convertidores de corriente intercambiables para ser utilizado en diferentes países.

Rendimiento

Pertenece a los modelos de netbook que resultan interesantes para su compra, gracias a diversos factores, entre los que destaca el hecho de que su batería implementada sea de Liitio-Ion de seis celdas. Esto le permitió alcanzar en nuestras pruebas un valor de autonomía que supera las 3 horas y 25 minutos cuando el equipo se encuentra funcionando al cien por cien de sus posibilidades. El índice obtenido en base a nuestra suite PC WorldBench fue de 59, un valor muy frecuente entre equipos con procesador Intel Atom que van acompañados del chipset gráfico Intel GMA 3150, sin mayor potencia en el apartado de gráficos.

Conclusión

Hemos tratado en alguna ocasión el sistema operativo Android en un equipo de este tipo pero modalidad tablet, permitiendo su manejo táctil en pantalla, y sin duda la experiencia de uso es mucho más confortable. De hecho, gran parte de las funciones del menú están desarrolladas para ser manejadas con los dedos sobre la pantalla (como sucede en los teléfonos), y no mediante el puntero del ratón, o recurriendo a la tecla de “ESC” para retroceder de pantalla. La versión Android 1.6 está un tanto anticuada, y aunque se encuentra presente en muchos de los tablet de gama económica, no permite obtener todo el potencial del netbook. Pero de cualquier modo, se trata de un primer paso hacia el portátil que ofrezca funcionamiento inmediato, algo que puede llegar de manos de Android OS. Echamos en falta que el manejo se realice a través de la pantalla táctil, aspecto que sin duda Acer mejorará. Mientras tanto, el Tablet Happy ofrece algo diferenciador frente al resto, manteniéndose en el margen de precios que todos esperábamos.

Tabla de rendimientos

--------------------------------

Aplicación Aspire One Happy

Adobe Photoshop CS2 754

Autodesk 3ds max 684

Autodesk 3ds max (renderizado) ND

Navegación 478

Aplicaciones ofimáticas con Office 384

Codificación 528

Multitarea 905

Grabación 445

Edición de vídeo 411

Compresión 420

Índice PC WorldBench 59

Valores expresados en segundos. Tiempo necesarios para realizar la prueba. Cuanto más pequeño, más rápido es el sistema. El índice PC WorldBench, cuanto más alto, mejor.

Aspire One Happy

-------------------------

Acer

www.acer.es

P.V.P: 339 EUR.

LO MEJOR: Inicio instantáneo.

Precio de adquisición.

LO PEOR: Versión antigua de Android OS.

Calidad de los materiales.

Calificación: ****