El estándar 802.11i añade el protocolo de seguridad AES (Advanced Encryption Standard) al estándar 802.11 de red local inalámbrica. Precisamente la seguridad ha sido una de las principales preocupaciones para los directores de tecnología reacios a desplegar redes inalámbricas, y AES ofrece un nivel de seguridad más robusto que el que se encuentra en el actual estándar WPA (Wi-Fi Protected Access). Este estándar ha sido, además, el elegido por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST, National Institute of Standards and Technology) para las redes inalámbricas que transmiten información del gobierno en Estados Unidos.

Las empresas que dispongan de equipos de red inalámbrica nuevos podrán descargar este estándar una vez que sea ratificado. Sin embargo, las que tengan equipos más antiguos tendrán que actualizarlos si quieren cumplir los requisitos de proceso adicionales del 802.11i, según ha explicado la Wi-Fi Alliance. Esta organización tiene previsto comenzar a certificar productos para 802.11i a partir de septiembre.

Más adelante, el IEEE tiene previsto comenzar el proceso de aprobación definitivo del estándar 802.11e para audio y vídeo inalámbricos. Se espera que este estándar ayude a mejorar la calidad de servicio de las redes inalámbricas. La Wi-Fi Alliance esperaba que se aprobase a finales de año, a tiempo para la campaña navideña, pero algunas fuentes de la organización han indicado que es probable que se dilate el proceso hasta el año que viene.

www.ieee.org

www.wi-fi.org