En una declaración a BuzzFeed, una portavoz de la compañía ha reconocido que Apple ha descubierto un fallo en el desarrollo de watchOS 2 que está tardando en resolver más tiempo del que esperaba. Por tanto, watchOS2 no está disponible desde ayer, la fecha anunciada por la empresa, pero estará “en breve”, ha señalado la portavoz.

La firma no ha especificado cuál era el problema exactamente, ni para cuando los propietarios de un Apple Watch deben esperar la actualización.

En cambio, el retraso no afecta a iOS 9, que se liberó ayer mismo como estaba previsto y que ya ha sido minuciosamente probada en fase beta, tanto por desarrolladores como por el público general, en los últimos tres meses, desde que se anunció en la Conferencia Mundial de Desarrolladores de junio pasado.

Sin embargo, según el blog de tecnología 9to5Mac, los clientes han tenido problemas mientras se actualizaba a la última versión del sistema operativo.

El blog publicó una instantánea que mostraba un mensaje de error cuando los usuarios intentaban instalar la última versión del sistema operativo para iPhone, iPad y el iPod.