ETERNUS DX acaba de llegar al mercado para, según Fujitsu, proteger a las empresas de las pérdidas de datos sin añadir complejidad a la infraestructura tecnológica.

Cuando se trata de datos de misión crítica que debe estar disponibles durante todo el día, es necesario una configuración a prueba de desastres. Este aspecto resulta clave para tiendas online, bases de datos para transacciones inmediatas y máquinas virtuales.

Este tipo de configuraciones hasta el momento sólo eran accesibles para los sistemas de almacenamiento de medianas y grandes empresas y la nueva solución de Fujitsu, ETERNUS DX, viene a paliar esto.

Por ejemplo, el sistema realiza de forma automática un fail-over para que sobrevivir o mantenerse en un sitio secundario, sin necesidad de intervención de los administradores del sistema en caso de desastre, con plena transparencia para los hosts y las aplicaciones.  

Además, todos los accesos a la aplicación son en tiempo real y los sistemas se pueden ejecutar de forma productiva durante las operaciones normales estándar en un entorno de alta disponibilidad.

También es compatible con la conmutación de errores manuales lo que ayuda en caso de que se produzcan cortes de energía planificados, pruebas de recuperación de desastres o las actualizaciones no disruptivas.

Esta características, según la firma, “llevan a una recuperación simple y asequible para las pequeñas y medianas empresas, especialmente las que ejecutan aplicaciones de Microsoft y proyectos de virtualización a pequeña escala”.

El cluster de almacenamiento ETERNUS consta de dos sistemas de nivel de entrada o de gama media ETERNUS DX y un software de gestión de redes y conmutadores ETERNUS SF.

La solución está disponible a nivel global y se vende tanto directamente como a través de su canal de partners. Los precios varían en función de la configuración y la región.