Estos equipos RackStation de Synology disponen incluso de fuentes de alimentación redundantes para eliminar cualquier posible tiempo de inactividad del sistema. Por su perfil, están muy orientados a empresas que necesitan de una conexión constante entre una sede central y varias oficinas remotas de diferente ubicación. Ambos sistemas están equipados con un soporte SATA III 6 Gb/s nativo y unidades de disco SSD optimizadas para garantizar el rendimiento y reducir el coste por gigabyte.

En la actualidad, cualquier equipo NAS de Synology, tanto profesional como del área de consumo, funcionan con la última versión de DiskStation Manager (DSM 5.0), el sistema operativo que permite gestionar de una manera eficiente cada uno de los sistemas y todo lo relacionado con el backup de la información. En su conjunto, la solución también es compatible con los certificados de virtualización de las principales compañías como Hyper-V de Microsoft, vSphere de VMware y XenServer de Citrix, con los que se garantiza el uso en entornos corporativos.