Synology ha presentado nuevos sistemas de almacenamiento NAS, dos de ellos de formato compacto para profesionales y pequeños grupos de trabajo, y otros dos de formato rack para formar parte de la infraestructura de una organización. El modelo de entrada de gama es el DS215+, con dos bahías de 3,5 pulgadas para poder ofrecer replicación de datos. En el apartado de conexiones, incluye puerto Gigabit Ethernet, así como dos puertos USB 3.0 y otro eSATA para conectar cualquier modalidad de dispositivos externos de almacenamiento. Gracias al uso del sistema operativo DiskStation Manager 5.2 permite centralizar las copias de seguridad de los equipos, así como proteger los archivos importantes. Su precio recomendado es de 332,75 euros.

El modelo DS715 también dispone de dos únicas bahías de 3,5 pulgadas, accesibles por su parte frontal. La gran diferencia con su predecesor es la inclusión de un procesador de cuatro núcleos de 1,4 GHz de velocidad y capacidad de RAM de hasta 2 GB, para incrementar las velocidades de transferencia tanto de lectura como de escritura a los 216 MBps y 142 MBps respectivamente. Ambos servidores están equipados con un motor de cifrado de hardware que permite que los contenidos almacenados mantengan el cifrado para su mayor seguridad.

En el caso del DS715 se potencia el uso de cámaras IP con posibilidad de manejar hasta 30 cámaras controladas mediante Surfeillance Station, posicionándose como una seria solución NVR para supervisar cualquier pequeño negocio con multitud de cámaras de vídeo. Su precio recomendado es de 399,30 euros.