Los ingresos del mercado de sistemas de almacenamiento en disco externo han caído en todo el mundo un 5,2 por ciento durante el primer trimestre de este año, hasta rondar los 5.600 millones de dólares, según acaba de publicar IDC.

Durante este primer cuarto del año, los ingresos totales correspondientes a almacenamiento interno y externo ascendieron a 7.300 millones, lo que representa un descenso del 6,9 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior y un retroceso acumulado del 17 por ciento. La capacidad total comercializada ascendió a 9,9 exabytes, lo que representa un incremento interanual del 19,9 por ciento.

Los peores resultados los han ofrecido los sistemas de almacenamiento de gama alta, como reconoce el director de análisis de IDC para este segmento de mercado, Eric Sheppard, quien atribuye este retroceso a la generalización de las tecnologías de optimización de almacenamiento, que permiten conservar sistemas antiguos durante más tiempo, además de la incertidumbre económica general y la irrupción de la nube pública en este espacio comercial.

Según la firma de análisis, los principales proveedores de este mercado siguen siendo EMC que, aunque desciende, sigue facturando en torno al 29 por ciento de los ingresos, seguida de NetApp, con el 15,1 por ciento, y después un trío, integrado por HP, IBM y Hitachi, que mantienen un empate estadístico en torno al 8,8 por ciento. Detrás se sitúa Dell, con un 7,3 por ciento de los ingresos totales durante el trimestre.