Este disco duro ofrece diferentes capacidades de almacenamiento, que van desde los 500GB a los 3TB, y dispone de conexión USB 3.0 y es compatible con el estándar USB 2.0.

El usuario consigue la máxima velocidad de transferencia posible, hasta 5 Gbit/s y, al mismo tiempo, el disco puede usarse en dispositivos más antiguos, y seguir haciéndolo si el usuario decide actualizar dicho hardware. Es un disco plug-and-play, por lo que funciona de manera instantánea con cualquier producto Microsoft, sin necesidad de instalar ningún software adicional.

Es compacto (cabe en un bolsillo) e incorpora un sensor anti-golpes para mantener los datos seguros.

Estará disponible a mediados de este mes y sus precios de venta de referencia son 189 euros para el modelo de 3TB, 99 euros para el de 2 TB, 69 euros para el de 1 TB y 55 euros para el de 500 GB de capacidad.