VIDA Y HOGAR DIGITAL | Artículos | 07 MAY 2017

Las hilarantes traducciones automáticas de algunos sitios web

La inteligencia artificial impulsa herramientas de traducción automática que, pese a conseguir hablar un idioma casi humano, a veces lo hacen con resultados inesperados.
Las hilarantes traducciones automáticas de algunos sitios web
Manuela Astasio

Como suele suceder, las primeras veces nos resulta chocante e incluso cómico. Después, a fuerza de costumbre, nos habituamos y terminamos entendiendo ese idioma extraño como si fuera nuestra propia lengua materna, y obviamos sus patinazos. Hablamos de las traducciones automáticas del inglés al español que, de un tiempo a esta parte, invaden webs, redes sociales y plataformas de contenidos, en muchas ocasiones con resultados hilarantes.

El low cost parece haber llegado al mundo de la traducción. Y no solo para desgracia de los profesionales de este gremio; también para quienes se enfrentan a descripciones de productos ininteligibles cuando van a realizar una compra online y, por qué no decirlo, para las empresas que confían en estas herramientas en lugar de revisar cuidadosamente lo que publican. En su web, la copywriter Maider Tomasena recuerda que atraer y seducir con los textos no es algo que se pueda lograr a través de una máquina, y muchos menos “si el lector percibe que nos regimos por la ley del mínimo esfuerzo”.

En la web Katytown.com, por ejemplo, unas zapatillas Vans de hombre eran ofertadas en 2015 con los siguientes reclamos. “Rasgo típico: se encuentra en el atractivo del estilo”. “Consejos: mantener varios zapatos para usted, y los llevan a su vez”. “Función: la formación, al aire libre y ocasiones casuales”. Que sí, que no hace falta ser muy hábil para leer entre líneas que lo que recomiendan es combinarlos con otros zapatos. Pero uno introduce los datos de su tarjeta de crédito con más tranquilidad en una web que hable algo menos parecido al castellano de los indios de las películas del Oeste dobladas en los cincuenta.

No solo hay que acudir a webs poco conocidas para toparse con estos mensajes robóticos. Gigantes del comercio online como Shein y Aliexpress también son bastante aficionados a las traducciones automáticas. En la primera, por ejemplo, la página de inicio mostraba hace unos días el siguiente título en el navegador web de quien la visitara, “Rebajas del precio menor, mejor oferta para mujer”, mientras que entre sus categorías de vestidos para mujer destacaban “hombro caído” (¿será eso una lesión grave?) y “para toda ocasión”.

En el caso de Aliexpress, son las descripciones de los productos a la venta en su página web las que se llevan la palma. Volviendo a la sección de ropa (el mastodonte chino de e-commerce vende prácticamente de todo), en ella pueden encontrarse lindezas como “vestido de verano 2017 de la muchacha del niño ropa de la princesa”, “señoras de la nueva llegada multicolor estampado de flores”, “vestidos de verano de las mujeres de cuello redondo” o “estilo caliente de gran péndulo largo femenino fajas casual party dress”. Menos mal que existe una fotografía para aclarar la relación entre “fajas” y “party”.

Muchas veces, estos mismos textos son los que se introducen directamente en los anuncios que estas empresas ponen en plataformas de terceros como Google y Facebook. Aun así, estos servicios cuentan con herramientas que traducen automáticamente lo que escribimos en ellos y que, como la propia Tomasena reconoce, “tienen su utilidad y su lugar”, como Google Translate. La web de la compañía francesa Mondocteur se hizo viral hace algunas semanas, y no precisamente por un interés masivo en sus servicios, sino por la traducción automática que una extensión del navegador Google Chrome hacía de sus contenidos, originalmente escritos en francés. El título de la página en la que la empresa presentaba a su equipo mostraba el siguiente encabezado: “Expertos apasionados que se dan por el culo para usted”. El mensaje original, “des experts passionnés qui se donnent à fond pour vous”, viene a decir algo así como “expertos apasionados que se emplean a fondo para usted”.

En el caso de la red social capitaneada por Mark Zuckerberg, ésta comenzó a ofrecer su traductor automático a todos sus usuarios en verano de 2016. Gracias a él, cualquiera que administre un perfil personal o una página de negocio en Facebook puede publicar un mensaje en su idioma con la opción de que éste pueda ser traducido a hasta 45 lenguas diferentes, con el objetivo de ampliar la audiencia y aumentar la interacción. Estas traducciones automáticas, explicaron desde la compañía en el momento de su lanzamiento, “son generadas por modelos de aprendizaje automático, que son casi perfectos, pero están mejorando”.

Evidencia de ello es el siguiente post publicado por el medio de comunicación Vox.com, con casi un millón y medio de seguidores en Facebook, en referencia a la polémica suscitada por la broma de un showman estadounidense, que algunos tacharon de homófoba:Stephen Colbert probablemente pensó que esto era una buena y divertida diss, pero en realidad la única forma de que esto funciona como una broma es por la gente gay degradante”. Junto al texto, que también podría ser tildado de homófobo si nos lo tomáramos al pie de la letra y no como el fruto de un algoritmo, un enlace invita al usuario a “calificar esta traducción”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información