VIDA Y HOGAR DIGITAL | Artículos | 03 MAR 2017

Hater te ayuda a ligar con quienes detestan lo mismo que tú

Lanzada el pasado 8 de febrero, Hater propone un nuevo enfoque en el mercado de apps de citas: buscar el potencial unificador de las cosas que odiamos.
Hater te ayuda a ligar con quienes detestan lo mismo que tú
Manuela Astasio

Internet ha supuesto un punto de inflexión en la manera en la que compartimos muchas cosas: información, conocimiento, pensamientos, intimidades. También en la manera en la que compartimos lo que odiamos. Tanto, que podría decirse que sin la red sería muy difícil entender una figura tan contemporánea como la del hater: el odiador u odiadora, esa persona concentrada en expresar su disgusto respecto a películas, canciones y tendencias que al resto parecen encantarle.

Limitada antes a sectores como las columnas, las críticas de cine o música de los periódicos y las pintadas en los baños públicos, la visibilidad del hater ha aumentado considerablemente gracias a la alta penetración de las redes sociales en nuestras vidas, animando a muchos ciudadanos de a pie a convertirse en odiadores profesionales. Un equipo de desarrolladores ha querido aprovechar este fenómeno para explotarlo en el suculento mercado de las apps de ligoteo lanzando Hater, una aplicación que busca parejas compatibles con sus usuarios basándose no en gustos ni aficiones comunes, sino en lo que les saca de sus casillas.

El alias que Hater Inc ha escogido para Twitter, @lovethroughhate (amar a través del odio), ya lo dice todo. Disponible de momento solo en inglés y para usuarios de iOS mayores de edad con perfil en Facebook, el algoritmo de Hater no da la bienvenida a los recién llegados mostrándole los perfiles de posibles flechazos para que hagan match, sino preguntándole por cosas determinadas, para conocer su animadversión respecto a ellas. La idea viene de Brendan Alper, que decidió dejar un puesto de trabajo en la agencia Goldman Sachs para iniciar una carrera como humorista. Y, de hecho, comenzó como una broma, hasta que Alper comprendió el potencial unificador que existía en las aversiones.

En Hater éstas son más de 3.000, y todas han sido seleccionadas manualmente por su equipo; Donald Trump, dejar poca propina, la gente que camina despacio y los selfies de traseros son solo algunos ejemplos. Solo hay que deslizarlas hacia abajo en la pantalla del iPhone para decir que las odiamos y hacia arriba para expresar lo contrario. Será esa información, junto con nuestra ubicación geográfica, la que la app utilice para buscar a personas afines a nosotros en su base de datos. “A menudo escondemos lo que odiamos cuando nos mostramos en público, pero es una parte importante de lo que somos”, ha declarado Alper, que dice que uno de los propósitos de Hater es “que la gente se exprese con más honestidad”.

Los creadores de Hater también han pensado en formas originales de romper el hielo para la primera conversación con otro usuario, como un juego en el que cada uno deberá responder individualmente a una misma pregunta multirespuesta. Si ambos escogen la misma opción, el flechazo está garantizado. “Es más fácil iniciar una conversación con alguien si sabes que esa persona le tiene tanto odio a alguna cosa como tú”, afirma su CEO.

Tras una exitosa fase de prueba de su versión beta que arrancó el pasado diciembre en Nueva York, Hater decidió lanzarse al mercado el pasado 8 de febrero. Hasta la fecha, el top 3 de las cosas más odiadas por sus usuarios está ocupado por las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos, la falta de educación vial en las aceras neoyorquinas y los montones de cabello que a veces se acumulan en los desagües. Del lado contrario, las madres, el océano y el guacamole como las cosas que menos se pueden odiar en este mundo.

Sus términos y condiciones del servicio reflejan, también, la preocupación del equipo de Hater por que esta aplicación no termine convirtiéndose en territorio de acogida para el discurso que incita al odio. Su normativa prohíbe explícitamente el “odio o fanatismo, en particular hacia razas, religiones o tipos de constitución física”, y cuentan con un protocolo muy estricto para bloquear inmediatamente a cualquier usuario si consideran que está abusando de su servicio.

“Se supone que una cita debe ser divertida, pero en algún momento, las apps de citas perdieron eso de vista. Hater quiere recuperarlo”, afirma Alper.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información