VIDA Y HOGAR DIGITAL | Noticias | 18 SEP 2017

CicerOn, realidad virtual para ayudar a las personas con Asperger

Gracias a esta aplicación de realidad virtual, personas con síndrome de Asperger podrán enfrentarse a ciertas situaciones que les causan temor en su vida cotidiana, en un entorno seguro supervisado por profesionales.
cicerOn asperger
Patricia Figuero

Hace tiempo te hablamos por aquí de un proyecto de similares características: Blue Room. En aquella ocasión también se trataba de una aplicación de realidad virtual que había sido puesta en marcha desde la Universidad de Newcastle, en colaboración con la compañía Third Eye Technologies, con fines médicos. En la actualidad, dicha aplicación es utilizada por el servicio público de sanidad en Gran Bretaña (el NHS) para ayudar a las personas con autismo.

En este caso, CicerOn ha sido desarrollada pensando en personas con síndrome de Asperger, trastorno neurobiológico del espectro autista debido al cual, entre otras cosas, los afectados encuentran dificultades en el desarrollo de su habilidades sociales y comunicativas.

Se trata de un proyecto precursor en España, llevado a cabo desde la Cátedra de Investigación en Tecnologías Accesibles a través de la colaboración de Indra, la Fundación Universia y U-Tad. Según han declarado sus creadores, gracias a CicerOn y a través de la realidad virtual, el paciente podrá interactuar en un entorno inmersivo y personalizado, que le ayudará a adaptarse a distintas situaciones, superando sus miedos o fobias, y mejorando de esta forma su desempeño educativo o profesional.

Con CicerOn el usuario podrá interactuar con distintos avatares virtuales que le ayudarán a poner en práctica, y a enfrentarse, a todas aquellas situaciones que le produzcan miedo o estrés en su vida cotidiana, como puede ser hablar en público, participar en debates o formar parte de una conversación grupal en un entorno social.

Las situaciones vividas a través de CicerOn estarán supervisadas por profesionales, que les ayudarán a acostumbrarse progresivamente a los diferentes estímulos. Habrá distintos niveles de interacción en los que el usuario aprenderá a utilizar herramientas comunicativas, en momentos de interrupciones o ruido ambiente. El objetivo final de esta práctica es lograr que los usuarios del programa puedan llegar a relacionarse mejor socialmente en su vida real. Y no sólo los pacientes con síndrome de Asperger sino todas aquellas personas que encuentren dificultad en sus habilidades sociales relacionadas con la comunicación.

Un ejemplo más de cómo la tecnología, desde su lado más solidario, puede contribuir a mejorar la vida de muchas personas.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información