VIDA Y HOGAR DIGITAL | Noticias | 21 MAY 2009

Sony apunta al primer puesto del mercado de cámaras réflex

Actualmente se encuentra en el tercer puesto y pretende llegar a ser el líder del mercado. Para conseguirlo quiere que sus clientes de cámaras compactas sigan fieles a la marca cuando den el salto a la fotografía réflex.
Oscar García

Sony ha presentado hoy en Madrid las tres nuevas cámaras réflex de la gama Alpha de las que ya hablábamos hace dos días. Los tres modelos se sitúan en la gama de entrada del segmento réflex y están diseñadas pensando en los usuarios de compactas, pues Sony quiere captar a los clientes que se inician con cámaras réflex, para así seguir creciendo y asaltar el primer puesto del mercado. Actualmente el fabricante se encuentra el tercero y su objetivo a corto plazo es consolidar una cuota del 15 al 20%.

Según los responsables de la firma, sus clientes de cámaras compactas son muy fieles a la marca, de manera que se han diseñado las nuevas Sony Alpha a su medida. Todos los botones del lado izquierdo han desaparecido, quedando ahora cualquier control al alcance de la mano derecha. Entre ellos el mando de cuatro direcciones, que es idéntico al de las CyberShot para que al usuario le resulte familiar y se encuentre cómodo.

Además se ha trabajado en los menús, haciéndolos más visuales y en color, y añadiendo funciones de ayuda, destinadas específicamente al usuario novel que aun no domina los conceptos de abertura de diafragma o velocidad de obturación. Así, la pantalla puede mostrar un gráfico en el que, de forma intuitiva, se indica el efecto sobre el movimiento o la profundidad de campo, que tiene cambiar alguno de los parámetros. Cuando se usan modos de escana, la pantalla se limitará a mostrar los parámetros que se pueden  modificar, simplificando su aspecto y haciendo más sencillo el uso. Además, se incluye una guía de ayuda con explicaciones y fotos de demostración, para orientar sobre la utilidad de cada función.

Otro factor importante para el nuevo usuario de cámaras réflex suele ser el peso, por lo que Sony presume de tener el cuerpo de cámara estabilizado más ligero del mercado, con sólo 450 gramos para la Alpha 230, que se venderá, junto a un objetivo 18-55 por 600 euros. La Alpha 330 sólo se diferencia por tener LiveView y algún detalle estético y costará 50 euros más. Finalmente la Alpha 380 tendrá un precio de 800 euros con el mismo objetivo.

En todas las cámaras se ha incluido un conector HDMI y, una vez conectadas a un televisor, es posible controlar sus funciones de reproducción desde el mando a distancia del TV.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información