VIDA Y HOGAR DIGITAL | Noticias | 30 SEP 2013

Open Project de Google lleva las apps Android a cualquier pantalla conectada a Internet

Olvídate de Miracast y Wi-Di: Google quiere transformar cualquier pantalla conectada a Internet en reproductor de smartphones y tablets. El blog de investigación de Google acaba de publicar información sobre Open Project y la tecnología de compartición de pantalla, que utiliza la cámara de un dispositivo Android y un pequeño servidor para llevar las apps del móvil a una gran pantalla.
Android smartphones
Ian Paul, TechHive

Open Project puede soportar  también interacción multiusuario táctil, en pantalla que lo soporten.
Imagínate: en vez de intentar pasar solo el nivel de un juego online en tu Galaxy S4, podrías dejar que lo intentaran todos tus amigos utilizando una pantalla de 26 pulgadas. Esa es la esperanza, en todo caso. Porque, a primera vista, Open Project no es tan robusto como el sistema de “mirroring” AirPlay de Apple, aunque hay que tener en cuenta que Open Project se encuentra en su infancia y es apenas un proyecto de investigación en este momento.
Esto significa también que no hay garantía de que Google siga desarrollando el proyecto hasta convertirse en una función real de Android. Sin embargo, el concepto es interesante, así que vamos a repasarlo.
Open Project arranca leyendo el código QR que aparece en una página Web, para que después el smartphone lo notifique al servidor y el código QR se convierta en una imagen de tablero de ajedrez dentro de un cuadrado que representa el área de la proyección virtual. Empleando la cámara, se guía el movimiento del teléfono, y el tablero se mueve alrededor de la pantalla hasta que se sitúa justo en frente. Además, se puede reducir o ampliar el área de visualización del objetivo, tocando la pantalla del teléfono.
Una vez que tengas la pantalla de objetivo en el tamaño y ubicación correcta, ya se puede arrancar la aplicación que queremos visualizar. Si la pantalla tiene un componente de contacto, también se puede interactuar con la aplicación en la pantalla grande, para ojear fotos, hacer zoom en el mapa o jugar. Además, se ha habilitado que pueda utilizarse un ratón en la pantalla grande.
Entretanto, el móvil envía todos los datos de la pantalla a un servidor de Open Project que los reenvía del teléfono a la pantalla de destino. Para las entradas táctiles o vía ratón, la página Web en la pantalla envía cualquier interacción de nuevo a los servidores y de vuelta al teléfono, para que al final queden reflejados los cambios. Suena complicado, pero solo lleva unos segundos.
Aún no sabemos si Open Project será lo suficientemente rápido para soportar juegos muy pesados u otras aplicaciones de uso intensivo de datos. En todo caso, se trata de una idea ingeniosa para convertir cualquier pantalla en una pantalla Android sin necesidad de hardware adicional.
Los desarrolladores del proyecto dicen que la tecnología es muy escalable, ya que la mayor parte del trabajo con los datos ocurre en el dispositivo móvil, y no en los servidores de Open Project. Todo lo que se necesita, para que la tecnología funcione, es que los desarrolladores trabajen en integrar la biblioteca de código abierto del proyecto en sus aplicaciones, un dispositivo con una cámara trasera  y una gran pantalla de reproducción con conexión Web.
 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información