VIDA Y HOGAR DIGITAL | Noticias | 12 MAY 2014

Las operadoras piden a Europa que facilite las fusiones nacionales

Los reguladores europeos deben facilitar los acuerdos y alianzas entre compañías telefónicas que operan en un mismo estado, asegura la GSMA, asociación que representa los intereses de los operadores móviles, poco antes de que se tomen decisiones sobre las operaciones que hay en marcha en los mercados alemán e irlandés. Las operadoras necesitan frenar la duplicidad de inversiones en infraestructuras de red.
Ethernet-redes-cable

Los esfuerzos de la Comisaria Europea encargada de la Agenda Digital, Neelie Kroes, para establecer un mercado único de las telecomunicaciones en toda la región, dejan al margen las inversiones necesarias para desplegar la infraestructura, un aspecto que consume una parte cada vez mayor de los ingresos de las operadoras, según reconoce Tom Phillips, director de regulación en la GSMA en una información que recoge Bloomberg.


"La necesidad más apremiante que tenemos en este momento en Europa es la de eliminar la duplicidad de inversiones en infraestructuras de red", subraya Phillips. Un tema que debe ser abordado de inmediato, explica a la agencia de noticias.


Este llamamiento se produce semanas antes de que la Comisión decida sobre la combinación de la filial alemana de Telefónica de España con la de Royal KPN NV y de que tome una decisión sobre la oferta realizada por Hutchinson Whampoa sobre la también filial irlandesa de Telefónica.


Ambas decisiones marcarán el rumbo de futuras operaciones de consolidación en Europa, que se ha situado ya por detrás de EE.UU. y Asia, en cuanto a acceso rápido a Internet móvil. En los dos casos, se reduciría el número de operadores móviles nacionales de tres de cuatro, subraya Bloomberg.


A pesar de que las operadoras europeas no han incrementado sus inversiones medias por abonado desde 2011, sus gastos de capital aumentaron más de dos puntos en ese periodo, hasta alcanzar un 18,8 por ciento de la facturación por usuario, debido a la caída de las ventas, según datos de la GSMA.
Lo cierto es que la competencia inalámbrica en algunos mercados nacionales está más que saturada y muchas de ellas están añadiendo otros servicios, de acceso a Internet o de televisión para salvar sus cuentas.


Muchos de los operadores no creen que haya posibilidades de sobrevivir a largo plazo, sin operaciones de compra o fusión con otros actores, e insisten a las autoridades europeas para que eliminen las trabas a estas operaciones, también como forma de evitar duplicar la infraestructura de red.


GSMA representa a casi 800 operadores de telefonía móvil en 220 países, incluyendo la francesa Orange, la alemana Deutsche Telekom o la británica Vodafone.


Joaquín Almunia, comisario de la competencia en la  UE, ha advertido al respecto que la progresiva concentración del mercado no debe suponer una subida de los precios que pagan los ciudadanos por los servicios de telecomunicaciones.
 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información