VIDA Y HOGAR DIGITAL | Noticias | 17 JUL 2015

La mayoría de las peticiones del 'derecho al olvido' que recibe Google, son de gente anónima

Tags: Actualidad
Unos datos recientemente descubiertos por The Guardian revelan que la mayoría de las peticiones de gente que quiere ejercer su 'derecho al olvido' son personas anónimas, con apenas un 5 por ciento de solicitudes procedentes de personas con un alto perfil público.
Google encriptación conceptual

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea reconoció el año pasado que los ciudadanos tenemos derecho a pedir a Google que retire ciertos resultados de su motor de búsqueda, con el argumento de que la información esté obsoleta o que lance injustamente una imagen negativa sobre las personas.

Google protestó la decisión alegando que la eliminación de esos enlaces requiere un juicio difícil de valorar y puede ir en contra del interés público. Así, mencionó los casos de ex-políticos que pretenden eliminar mensajes que critican su labor en el cargo; o de criminales violentos que piden que se retiren los artículos o informaciones sobre sus crímenes.

Sin embargo, las cifras ahora conocidas sugieren que la mayoría de las peticiones han sido realizadas por personas normales y desconocidas y que los supuestos mencionados por Google son minoritarios.

El diario The Guardian ha descubierto los datos ocultos en el código fuente de una versión archivada del informe de transparencia de Google. La información ya no está en el informe, ya que se trataba de una prueba sobre cómo se iban a categorizar las peticiones, y se discontinuó en marzo.

El informe original de Google proporciona el número de peticiones y las admitidas, aunque sin dar detalles sobre su naturaleza de las solicitudes.

Según The Guardian, de las cerca de 220.000 solicitudes recibidas hasta marzo, más del 95 por ciento procedía de ciudadanos anónimos de toda Europa que querían que se eliminase información privada y personal, y entre los ejemplos cita una mujer cuyo nombre aparecía en artículos de noticias después de que su marido muriese, o el de un hombre que contrajo el VIH hace una década.

El fallo del Tribunal de Justicia la UE dictaminó en mayo del año pasado que Google y otros motores de búsqueda debían considerar cuidadosamente si la información que la gente quería retirar es irrelevante o está ya obsoleta, y eliminar los enlaces de los usuarios que lo soliciten, a menos que existan razones de peso para no hacerlo, como que la información pueda servir al interés público.

Las cifras filtradas sugieren que Google está cumpliendo con este precepto y ha atendido ya casi la mitad de todas las solicitudes privadas y personales que ha recibido. En total, Google ha recibido más de 280.000 solicitudes de este tipo, desde que la máxima instancia judicial europea se lo solicitara.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información