VIDA Y HOGAR DIGITAL | Noticias | 15 DIC 2003

La intimidad de los móviles con cámara, a examen

La proliferación de teléfonos móviles con cámara especialmente en el último año, ha planteado una cuestión adicional a la aceptación de esta tecnología entre la sociedad.
Alfonso Hernández
En Estados Unidos ya ha saltado la voz de alarma sobre las posibles intromisiones a la privacidad que pueden ocasionar los móviles con cámara, a raíz de algunos casos desvelados en los medios de comunicación de este país. Un gran número de fotos hechas con los móviles son publicadas a diario en weblogs (páginas bitácora) de Internet dedicados a fotos que envían personas de todo el mundo, como Buzznet.com, Fotolog.net o Textamerica.com.

A veces, estas fotos rozan el derecho a la privacidad de las personas, que son capturadas en actos cotidianos sin conocerlo, aunque se trate de un entorno público. Tal es el caso de un joven que utilizó la cámara de su móvil para hacer una foto de un cliente gritándole a un dependiente de una tienda, y después publicarla en Internet. El joven, entrevistado entre otros medios por The New York Times, responde a las preguntas de si cree que lo hizo está bien afirmando que no hay diferencia alguna entre tomar una foto de una persona en público con un móvil o con una cámara tradicional.

Para la ley y hasta el momento, el hecho de que un móvil con cámara retrate a las personas en público no supone un delito, pero existen límites en el caso de que esa foto ponga en peligro la intimidad o el honor de una persona. Sería el caso de hacer una foto a una persona comprando artículos en una tienda de adultos, por ejemplo.

En otros países ya se ha llegado a detener a usuarios de teléfonos móviles por tomar fotos violando la intimidad de las personas, como en Japón, donde se han dado casos de hacer instantáneas bajo la falda de mujeres o de hacer fotos de periódicos y revistas, para después publicarlas en la Web. Ciudades norteamericanas como Chicago se plantean prohibir los móviles con cámara en los probadores de las tiendas de ropa.

Una medida extrema sería inhabilitar automáticamente la función de tomar fotos de los móviles en determinados lugares como hospitales, bancos, etc, en lo que están trabajando varias empresas desarrolladoras de software y hardware.

Pero las fotos a través del móvil también suponen un beneficio en otras ocasiones, sobre todo en cuanto a su potencial para luchar contra la delincuencia y el crimen. El pasado verano una foto de un usuario sirvió para arrestar a un sospechoso de pedofilia en Estados Unidos, y numerosas fotos de los incendios que arrasaron California en octubre se enviaban a Internet para localizar los focos. Incluso la BBC ha utilizado teléfonos con cámara para cubrir noticias. Una sencilla máxima que apuntan los expertos en derecho de la intimidad es no tomar fotos sin el permiso o el conocimiento de quien es capturado.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información