VIDA Y HOGAR DIGITAL | Artículos | 01 ABR 2016

Ksix Kidsafe Watch: ¿Dónde está mi hijo?

¿Hay alguna forma de saber dónde está tu hijo? O bien lleva un teléfono móvil o bien un reloj con GPS y conectividad GSM: esto último es lo que nos propone Ksix con el Kidsafe Watch.
Ksix Kidsafe 2
Marc Corredera

La seguridad de los niños pequeños no es algo que uno deba tomarse a la ligera, y menos aún cuando no se está cerca de ellos todo el tiempo. Nada tiene que salir mal, y hay que dar un voto de confianza a las personas que cuidan de los críos, pero un reloj con localizador GPS puede ayudar a saber que están dónde deben. 

Ksix propone el Kidsafe Watch, un colorista e infantil reloj especialmente pensado para esos padres que, por motivos varios, quieran cerciorarse de forma regular que sus hijos están bien y que éstos les pueden contactar si por algún motivo lo necesitaran. 

 

Diseño y acabados

El Kidsafe Watch está claro que se ha desarrollado para que lo lleven los niños de una edad no muy avanzada, a juzgar por el diseño, formato y colores empleados en su construcción: hay dos modelos a elegir, cada uno con su particular dibujo y color (en azul y en naranja). 

Mi reloj de pruebas cuenta con un cuerpo central de plástico, con el perfil en color naranja y con ambas caras en color blanco; y una correa realizada con algún tipo de goma o resina, en la que figuran siete puntos de anclaje y una hebilla metálica. 

En la cara frontal figura una pequeña pantalla OLED de 0,64" y un micrófono, mientras que en el lado superior se encuentra el altavoz integrado: en el lado inferior tendremos un botón grande para emergencias. 

En el lado izquierdo, y a través de dos cubiertas alargadas, se accede al puerto micro USB y a la ranura para insertar la tarjeta micro SIM: el compartimento de la SIM no es muy accesible, lo que podría interpretarse como medida de seguridad. En el lado derecho se encuentra el botón que apaga y enciende el dispositivo, y dos botones dedicados para realizar llamadas a números previamente asignados. 

La zona posterior del Kidsafe Watch no es desmontable, quedando los tornillos camuflados bajo dos pequeñas tapas circulares. La correa es muy flexible y, a priori, debería adaptarse perfectamente a la muñeca del niño.

Por otro lado, aunque el reloj no está certificado para sumergirse, sí debería aguantar las salpicaduras puntuales que podrían caer sobre la superficie del dispositivo: teniendo en cuenta a quien va dirigido este tipo de productos, habría sido una buena idea garantizar una mayor impermeabilidad.

Qué podrá hacer el niño

El Kidsafe Watch es un reloj digital para comunicarse, que permitirá al niño estar en contacto con su familia siempre que quiera: la idea es que no se sienta desprotegido y pueda hablar con sus padres, hermanos o abuelos en todo momento y de una forma sencilla

Este producto marcará la hora, como cualquier otro reloj digital de pulsera, y para ello bastará con pulsar una vez sobre cualquiera de los cuatro botones que tiene. ¿Qué puede hacer el niño si en un momento dado necesita algo y quiere hablar con sus padres?

  • El botón alargado del lado inferior, si se mantiene pulsado unos poco segundos, permite enviar un mensaje de "alarma" a los móviles asignados, e incluso notas de voz que el niño puede dictar. 
  • Los botones del lado derecho permiten atender llamadas o, por el contrario, iniciar una llamada al nº de móvil préviamente configurado desde la aplicación "Wherecom". Es decir, los dos botones pueden asignarse a cada uno de los padres o, en caso necesario, reconfigurarse para que llamen a otro miembro de la familia. 

El altavoz integrado en el reloj tiene un volumen de sonido preconfigurado, que considero suficientemente potente como para mantener una apropiada conversación en un lugar no muy ruidoso. ¿Cómo se escucha la voz en ambos lados? Los padres recibirán una voz clara, al igual que el niño: por supuesto, cuanto más cerca esté la boca del micrófono mejor será el sonido.

El Kidsafe Watch estará conectado a la red móvil en todo momento, listo para enviar y recibir datos. ¿Cuanto durará la batería de 600mAh una vez este cargada al cien por cien? Eso dependerá de dos factores: del uso que el niño haga del reloj, es decir, de las llamadas que se hagan; y de la frecuencia de seguimiento establecida por los padres desde la aplicación móvil. Se estima una autonomía de hasta 6 horas en llamadas y 1 semana si el dispositivo está en reposo. 

Los padres pondrán saber el estado de carga del reloj desde la aplicación móvil Wherecom, y calcular cuando es preciso ponerlo a cargar. Por lo general, y según mis estimaciones, el dispositivo debería aguantar como mínimo dos días enteros de uso (48 horas). 

Qué podrán hacer los padres: la aplicación móvil

Lo primero que deben saber los padres es que la tarjeta micro SIM a introducir en el reloj no debe tener bloqueo PIN activado: mi recomendación es utilizarla primero con un Smartphone, desactivar el código PIN y luego ya insertarla en el dispositivo de Ksix. 

El Kidsafe Watch cuenta con un puerto micro USB en el lado izquierdo, bajo una cubierta muy accesible, que servirá para cargar el dispositivo: la carga se puede llevar a cabo a través del puerto USB de un PC o con un cargador de pared de baja potencia (no superior a 5V-0.85A).

En el reloj se pueden asignar dos números de teléfono, a los que el niño puede llamar si necesita hablar con los padres o con cualquier otro familiar que, puntualmente, lo tendría al cargo. De hecho, el niño únicamente podrá recibir llamadas de los números configurados desde la aplicación móvil de Wherecom: una medida de seguridad extra para que ningún extraño hable con él.

¿Qué es lo que van a aprovechar los padres del reloj que lleven sus hijos? La aplicación móvil de Wherecom, disponible tanto en la Play Store de Android como en la App Store de IOS, será la herramienta básica para saber qué hacen y dónde están los niños siempre que sea preciso. Bastarán unos pocos pasos, incluyendo el registro con una cuenta de correo electrónico y el escaneo de un código de barras, para poder conectar un teléfono al Kidsafe Watch. 

En la pantalla de inicio se tiene información de cuál es la actual localización del niño a través de un mapa ligado a los servicios de Google, y desde ese mismo lugar se puede realizar una llamada con un simple gesto. Además, en caso de tener dos o tres niños con un Kidsafe Watch cada uno, es fácil cambiar de dispositivo a localizar. 

Wherecom cuenta con tres escritorios, siendo el segundo más importante el que muestra el histórico de mensajes recibidos, que serán de varios tipos y proporcionarán información de localización GPS:

  • Aviso de movimiento. A través del apartado de ajustes se puede indicar que la aplicación informe del momento en el que el niño está en movimiento o si, por el contrario, permanece quieto en algún lugar (lo lógico si, por ejemplo, está en el colegio o en casa de un amigo).
  • Mensajes S.O.S. Son aquellos que se reciben si el niño pulsa sobre el botón alargado ubicado en el lado inferior. 
  • Mensajes de voz. El botón alargado del lado inferior, si se pulsa durante unos segundos, permite grabar y enviar notas de voz. Llegan con bastante rapidez si hay suficiente cobertura de red. 
  • Mensajes de localización. Cada vez que se pide una nueva localización, la aplicación móvil la registra y la señaliza en el escritorio "Mensaje". 

¿Qué más se puede hacer con la aplicación de Wherecom? Los padres pueden indicar los lugares clave en los que el niño debería estar habitualmente: tales como el colegio, el hogar familiar o el domicilio de los abuelos. Será práctico delimitar esas localizaciones de cara a tener información automática y específica de los movimientos del niño. 

¿Cuál es la intensidad de seguimiento que uno puede fijar? En el apartado "Rastreo", del escritorio ajustes, se deberá establecer el intervalo de informaciones a recibir: con el "modo rastreo" activo, el reloj envía datos de forma continuada. Por otro lado, y para la mayoría de ocasiones, convendrá establecer intervalos de seguimiento de entre 10 y 60 minutos, lo cual va a contribuir también a un menor consumo energético del Kidsafe Watch.

Seguridad y geolocalización

¿Hasta donde serías capaz de llegar para saber dónde están tus hijos a cada momento? El Ksix Kidsafe Watch debe considerarse estrictamente como una herramienta de seguridad, para cerciorarse de que todo anda bien y que el niño está en las localizaciones apropiadas en diferentes momentos del día (el colegio, un parque, la casa de los abuelos, el domicilio familiar...).

Este tipo de dispositivos, con conectividad GSM y GPS integrados, son también una práctica vía de comunicación para el padre y el niño, por si en algún momento alguno de ellos necesita decir algo de viva voz. 

Productos como el Kidsafe Watch no deben considerarse como una medida de control compulsiva y constante, sino como herramienta de apoyo para garantizar que todo está en orden. La aplicación móvil de Wherecom será de ayuda para obtener información precisa de los movimientos del niño cuando, por ejemplo, uno esté de viaje de negocios. 

Este reloj está disponible en Amazon por un precio inferior a los 100 euros.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 1 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información