VIDA Y HOGAR DIGITAL | Noticias | 29 OCT 2013

Europa somete la segunda propuesta de Google para cerrar el caso antimonopolio al juicio de su competencia

Los reguladores de la UE han pedido a 125 rivales de Google su opinión sobre la segunda oferta realizada por la compañía para cerrar un caso de antimonopolio que ya dura tres años, y así evitar una posible multa de 5.000 millones de dólares.
legal

La Comisión Europea está avanzando en su esfuerzo por cerrar este caso la próxima primavera. El último paso ha sido enviar 125 copias a compañías rivales de Google para que se pronuncien sobre la propuesta mejorada que presentó la multinacional a principios de mes. Concede a estas empresas cuatro semanas para que respondan a esta consulta.

La Comisión abrió en noviembre de 2010 una investigación al considerar que Google podría estar violando normas comunitarias por, entre otras cosas, dar prioridad a sus anuncios y aprovechar contenido de competidores en su propio beneficio. La propuesta inicial de Google para cerrar el caso antimonopolio fue rechazada en abril por varios competidores que aseguraban que los cambios propuestos sólo servirían para reforzar la posición dominante de la empresa. Eso llevó a la autoridad antimonopolio de la UE a exigir nuevas condiciones a la multinacional.

La compañía ha ajustado su oferta este mes para permitir que los rivales puedan mostrar sus logos y destacarlos para promover visitas a sus webs. En las búsquedas en las que pueden aparecer productos patrocinados, como compra de artículos, Google recortará las ofertas mínimas necesarias para ser incluidos. También flexibilizará las condiciones que impiden a los anunciantes trasladar sus campañas a otras plataformas, como Yahoo! o Bing de Microsoft.

Por otra parte, los rivales de Google también tendrán mayor control sobre lo que la empresa puede copiar de sus sitios web, en una práctica conocida como “scraping”. Ahora, Google propone que los que se quejaron anteriormente de que copiaba el contenido de sus páginas web sin permiso, puedan decidir qué contenido de su página puede utilizar Google. Además, ha decidido nombrar a un comisario independiente que supervise el proceso en los próximos cinco años.

 

Según publica Reuters, Google cree haber hecho todo lo posible para mejorar su propuesta anterior, como destaca su portavoz, Al Verney, quien subraya los “cambios importantes para responder a las preocupaciones de la Comunidad Europea, lo que aumenta en gran medida la visibilidad de los servicios rivales y aborda otras cuestiones concretas. Pero, desafortunadamente, nuestros competidores parecen menos interesados en una resolución definitiva y prefieren que estemos enredados en un conflicto sin fin".

El grupo de interés, FairSearch, cuyos miembros incluyen a denunciantes como Microsoft, la agencia de viajes online Expedia y el sitio de comparación de precios británica Foundem, ha expresado sus dudas sobre la eficacia de la propuesta de Google.

El abogado de FairSearch, Thomas Vinje, sostiene que “no parece que haya cambios realmente significativos con respecto a la propuesta inicial, por lo que es difícil ver cómo podría resolver los problemas de competencia que Joaquín Almunia, Comisario de la Competencia en la UE, declaró que había que afrontar".

Si esta segunda propuesta no convence, Google podría enfrentarse a una multa de 5.000 millones de dólares.
 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información